ÍNDICE

En semanas anteriores comentamos que la intromisión de Armando Guadiana Tijerina era una de las causas que había demorado la reanudación de las compras de carbón por parte de la CFE, pues el senador coahuilense no es bien visto por Manuel Bartlett Díaz.

El rotundo desmentido que la noche del miércoles emitieron tanto Bartlett en forma personal, como la paraestatal de manera institucional, sobre una presunta reunión que Guadiana había incluso boletinado, confirma que no hay una buena relación.

Pero lo realmente importante es que se renueven los contratos para la compra de carbón, así sea de forma provisional con una nueva licitación y pedidos que apenas sobrepasan las 300 mil toneladas, que se dice los produce la región Carbonífera en seis semanas.

Sin embargo mantener ese esquema de licitaciones anuales implica que cada año al finalizar el contrato se entre a una nueva etapa de incertidumbre que se prolonga por lo menos tres meses.

Por eso el gobernador Miguel Ángel Riquelme ha venido impulsando la posibilidad de asignaciones multianuales,  pues el contar con contratos de largo plazo, los productores tienen la certeza de lo que venderán en tres o hasta cinco años, y así pueden acceder a financiamiento para invertir en mejorar los procesos de extracción y la seguridad.

La propuesta de Riquelme ha encontrado buena respuesta del director de CFE, Manuel Bartlett, al parecer lo que ha demorado ahora las cosas es la idea de la Secretaría de Energía de ya no utilizar carbón para la generación de electricidad, para cumplir con el Acuerdo de París signado por México.

Sin embargo ese Acuerdo da un plazo de ocho años para la transición a las energías limpias, con lo que México tiene tiempo para hacerlo, pero además no está lista la CFE para atender la demanda sin lo que se produce en las carboeléctricas.

En dos frentes se tendría que trabajar entonces, en seguir pugnando por esos contratos multianuales, y en ir buscando otras alternativas económicas para la región Carbonífera para cuando se agote el carbón energético o se decida ya no usarlo.

 

–o–

 

Productores agropecuarios, en relación a lo comentado en este Índice sobre la infructuosa visita del Secretario de Agricultura, nos dicen que para ellos lo más grave no es que los hayan dejado de lado en la gira del funcionario federal, sino que los están dejando de lado en los programas del nuevo gobierno.

Algunos dirigentes de uniones de productores estuvieron la semana anterior con sus similares de todo el país en una reunión en la Ciudad de México y allá les confirmaron que la instrucción en el gobierno federal es que todos los recursos se canalicen a productores ejidales.

Además de muchos de los programas se deja fuera  a la mayoría de las entidades, pues están expresamente enfocados a los estados del sur del país.

Es innegable el rezago que tenemos en México en justicia social, pero aplicar estos criterios parece tener más una motivación electorera que un sentido de justicia, y desde luego nada tiene que ver con elevar la productividad.

Sería injusto también no reconocer que, al menos en Coahuila, tenemos ejemplos de ejidatarios  que destacan como productores y de agrupaciones que son modelo a seguir por su organización, cumplimiento de normas y seguimiento a proyectos de modernización de cultivos y capacitación de sus socios.

Pero también abundan los casos en que los ejidatarios reciben los apoyos federales en especie, ya sea agroquímicos, sistemas de riego o cobertura de cultivos, y los venden a los pequeños propietarios en lugar de ponerse a producir. Hay un dinámico mercado negro en ese sector.

Debería entonces el gobierno federal dirigir los apoyos a quienes realmente producen, generan derrama económica y empleo, pues de otra manera nunca se romperá con ese círculo vicioso que mantiene al campo en condiciones de baja productividad.

 

–o–

 

Buenas cuentas entrega Jesús María Ramón Aguirre como cabeza del Comité Organizador del Festival Internacional de Rodeo que la semana anterior se celebró en Saltillo.

El evento transcurrió con saldo blanco, pese al clima atrajo a miles de visitantes, y por cuatro días se pudo disfrutar de espectáculos de primer nivel.

Sin ser de Saltillo, Jesús María Ramón les pone el ejemplo a los empresarios locales de lo que se puede hacer por la ciudad cuando hay voluntad.

 

–o–

 

Aseguran que en el PAN apuestan a que el candidato del PRI a la alcaldía de Saltillo en 2021 será el diputado Jaime Bueno Zertuche, y por eso hay quienes insisten que ellos deben postular a Isidro López Villarreal.

Los asesores geniales de Isidro ya la tienen incluso el lema de campaña, que dicen es demoledor y les garantiza el triunfo: “Más vale malo por conocido, que bueno por conocer…”