NOMAS UNA

En estos últimos días he escuchado un sin fin se cuestionamientos y señalamientos sobre nuestro gobiernos que me llaman la atención y que aquí planteo mi opinión.

LOS INCREMENTOS

1.- El incremento a los combustibles que sobrepasa los 20 pesos. No es culpa ni de los alcaldes, ni de los gobernadores, es una situación que converge directamente al gobierno federal y al como ha venido manejando la situación de los hidrocarburos, de Pemex, del huachicoleo, de las inversiones que vienen en el rubro y de la promesa de ser autosuficientes de petróleo dentro de 3 años. Buenas medidas o buenas promesas o buenos proyectos como usted quiera llamarle; sin embargo, no dan una solución palpable a [email protected] mexicanos. La explotación de 20 nuevos pozos y la rehabilitación de 6 refinerías no será suficiente para el consumo que se tiene en el país, donde solamente el 26% del combustible que se consume en México es mexicano, el resto es de importación. En campaña López Obrador hizo la promesa de bajar los precios de los combustibles, algo que no ha sucedido al día de hoy. Al contrario, hemos tenido y seguiremos teniendo incrementos, pero lo que mas preocupa es el sentir y pensar de gran parte del pueblo mexicano, me he encontrado comentarios como: “ya vio que la gasolina aunque esta mas cara, rinde mas” “es que ya no le echan agua”. La incredulidad y creer todo lo que vemos en la red nos lleva a tener estos pensamientos, chismes y rumores, que dan pena. La prensa “fifí”, como le llaman hoy a todos los medios de comunicación “menos a los de las redes”, tienen, tenemos la responsabilidad de informar con veracidad, y que si el consumidor quiere o no creer en esa información, sea su responsabilidad, no la nuestra.

 

2.- El incremento a la tarifa del transporte público. Es hora de que entren como debe ser, y si nuestro alcalde Manolo Jiménez quiere llevar a Saltillo al siguiente nivel como lo ha dicho y lo esta haciendo, el transporte es una pieza fundamental para lograr esto, y se tiene que poner al tu por tu con los transportistas y no pedirles, sino exigirles renovación de unidades, capacitación de quienes operan el servicio y por supuesto, no tener un incremento de tarifa cada año a un servicio que sigue no igual, si no peor cada año que pasa. Ahora bien, si no se ponen pilas, el transporte publico se puede meter en serios problemas, pues he escuchado también la inquietud de quienes usan el transporte y que tienen que trasladarse hasta en cuatro camiones o combis diariamente, teniendo un gasto de $52 pesos al día, mas de $1,000 pesos al mes. Hay gente que esta pensando en comprar un vehículo con estos incrementos pero… los altos precios del combustible los detienen, pues un vehículo de 4 cilindros con un tanque de 40 litros costaría llenarlo alrededor de $800 pesos, casi lo que gasta al mes alguien que usa 4 combis diarias. Sin embargo, tendría la comodidad de tener su propio auto. Tal vez una buena medida para apoyar a la gente y no a los transportistas seria conseguir con las armadoras de vehículos que existen en la región una buena negociación, para que la gente de la región pueda adquirir vehículos a bajo costo y con esto subir de nivel la calidad de vida no solo de Saltillo, si no de la región, además de darles a los transportistas una lección de que quienes nos necesitan son ellos y no al revés.

 

Facebook  Beto Morales

Twitter @betomorales_

Mail [email protected]

 

Autor

El Heraldo de Saltillo
El Heraldo de Saltillo
El periódico con mayor tradición en Saltillo.