DE BUENA FUENTE

 

Cría cuervos…

Tremenda felonía y engaño monumental se organizaron el Senador Armando Guadiana Tijerina y el coordinador federal, Reyes Flores Hurtado, al afirmar que se reunieron con Manuel Bartlett, director de la CFE, para acordar la reactivación de la compra de carbón por parte de la paraestatal en Coahuila.

En realidad, Guadiana y Flores aprovecharon una reunión del Gabinete federal, para tomarse la foto con Bartlett al término del evento, y luego inventar que gracias a su intervención ante Manuel, se logró la compra emergente de carbón para la CFE.

Resulta que Armando y Reyes asistieron a la reunión de gabinete, y pararon oreja cuando Bartlett expuso al Presidente Andrés Manuel López Obrador el proyecto de apoyar a la región carbonífera con la adjudicación de contratos para surtir del mineral a la compañía de electricidad.

Luego planearon tomarse la foto con Bartlett y simular que estuvieron en una reunión especial con el funcionario federal.

Más tarde, anunciaron el supuesto acuerdo, que nunca existió, y que ahora trae molestos a funcionarios de la CFE, pues organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales amenazan con impedir la venta del carbón, para evitar mayores daños al medio ambiente.

El malestar llegó ya hasta el despacho presidencial, y seguramente en los próximos días se conocerán las consecuencias de este desagradable engaño, que tiene en vilo la reactivación de la economía en la región carbonífera.

La temeridad y las ansias de grandeza de Armando y de Reyes Flores, los hicieron montar un grave engaño, que esperanza erróneamente a los productores de carbón en Coahuila, y que ratifica la falta de seriedad y de lealtad de ambos para con López Obrador.

Par de pillos…

 

Caja de Pandora…

La investigación que realiza la Unidad Financiera de la SHCP en contra de los coahuilenses Federico y Ariel Berrueto Pruneda por lavado de dinero, puede implicar a otros políticos de la entidad.

Según consta en la averiguación, los hermanos Berrueto recibieron millonarias cantidades de entidades públicas y privadas para campañas negras en contra del entonces candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Federico y Ariel se suman al saltillense Alejandro Gutiérrez, en temas de lavado de dinero, y se afirma que hay políticos de alto rango, que en su momento los apoyaron desde el PRI nacional.

Alejandro se aguantó, fue preso y actualmente enfrenta en libertad a la justicia de Chihuahua. ¿Federico y Ariel también callaran?

En Coahuila, un político perredista oaxaqueño, en las pasadas elecciones cobró 8 millones de pesos a una candidata a la alcaldía de la región centro, y lamentablemente perdió.

El oaxaqueño se llevó una parte de lo ganado, y el resto lo entrego a un joven político saltillense, que se cuajó.

Caras vemos, mañas no sabemos.