ÍNDICE

Sin provecho para nadie la visita el martes a Arteaga del Secretario de Agricultura Víctor Villalobos Arámbula, ello a causa principalmente de la falta de experiencia y de operación política y social de quienes tienen aquí la representación formal del gobierno federal.

El Secretario vino a inaugurar uno de los foros de consulta para integrar el Plan Nacional de Desarrollo, pero ni siquiera el foro fue provechoso, pues se desarrolló en forma desordenada.

La gira del funcionario fue además reventada por una ruidosa manifestación de la UNTA y algunas otras organizaciones de esas que se dedican a la presión y al chantaje para enriquecer a algunos lidercillos sin representación real entre los productores agropecuarios.

Fueron ruidosos y hasta groseros, al grado que el secretario Villalobos mejor se fue del lugar.

Y claro, tenían que manifestarse así pues su sustento está en riesgo ahora que se asegura no habrá más manejo de recursos y programas a través de estas organizaciones fantasma, todo será directo a los productores o por medio de uniones formalmente constituidas, con su debido registro en Hacienda, Economía y Agricultura, y que demuestren estar al corriente en pago de impuestos.

Estando así los ánimos entre esos grupos que no tienen argumentos ni proyectos, tal vez con ellos no había remedio, pero la gira del funcionario federal pudo haber sido más productiva si con visión y sensibilidad hubieran pactado antes encuentros con productores organizados, en los que priva la incertidumbre respecto a los programas que seguirán vigentes, sus reglas y su territorialidad, pues hay preocupación por la prioridad que se está dando a los estados del sureste.

Nadie hizo esta chamba de vinculación, que le tocaba a Reyes Flores Hurtado como coordinador o delegado del gobierno federal, y si no la hizo en parte es por su falta de experiencia, pero también seguramente por falta de tiempo. Es entendible, lo dejan de encargado de todas las dependencias y en todas hay asuntos urgentes.

Va siendo momento de que Flores Hurtado aproveche activos que hay en las propias dependencias federales. Por ejemplo en Agricultura, ha venido fungiendo desde hace años como subdelegado Ricardo Fraustro Siller, y mantiene una relación fluida con las organizaciones de productores, conoce problemas, proyectos, necesidades y si le dan margen de operación les será muy útil para crear ese vínculo que está faltando.

Lo mismo ocurre en Conaza, donde se mantuvo a funcionarios que estuvieron el sexenio anterior, como José Manuel Gutiérrez y Baltazar Guerrero, que por su trayectoria y su manejo accesible tienen buena comunicación con sectores importantes.

Hay de donde echar mano, lo que ha faltado es organización y apertura.

Y en más ecos del foro, el que se dejó ver por ahí fue Juan Pablo “Calo” Rodríguez Delgado, uno de los más fieles seguidores de López Obrador en Coahuila que por ahora sigue viendo desde la barrera como van encontrando espacios los que llegaron procedentes de otros partidos y aventuras políticas, mientras los que empujaron la causa no se han podido sentar.

–o–

 

El pacto laboral suscrito aquí la semana anterior le ha dado a Coahuila visibilidad nacional y se está tomando como referente para llevarlo a otras entidades.

El martes, Enoh Castellanos Férez, dirigente nacional de CANACINTRA, se refirió a la firma del pacto en Coahuila, evento en el que participó, y dijo que ya hay interés de Sonora, Baja California y Aguascalientes en implementar un acuerdo similar.

Incluso el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, llevará la propuesta a la Conferencia Nacional de Gobernadores para tener el pacto a nivel nacional.

Hoy el tema de la inestabilidad laboral le ha metido tanta presión al sector productivo que incluso hasta Andrés Manuel López Obrador ha tenido que hacer un extrañamiento a las organizaciones obreras para que dejen las medidas intransigentes como las que se presentaron en Matamoros, Tamaulipas.

Aquí la sensibilidad del gobernador Miguel Ángel Riquelme le permitió anticiparse y comprometer a los sectores en un acuerdo para garantizar que la búsqueda de mejores condiciones de trabajo vaya por cauces civilizados y no signifique la paralización de la economía.

Con el paso de los días el pacto logrado en Coahuila fortalece a Riquelme desde luego en lo local, pero también a nivel nacional, con un liderazgo discreto pero suficiente visión para atender lo importante.

 

–o–

 

El que también se anota un punto a su favor es Jaime Bueno Zertuche, que con oportunidad aprovecha la inconformidad que hay en los usuarios de la compañía Gas Natural y está acudiendo a las colonias para levantar un registro de quienes tienen reclamos por cobros injustificados.

Le va a salir redonda a Jaime Bueno, pues la empresa está reconociendo como improcedentes los cobros, basta con que el usuario presente una fotografía con la más reciente lectura de su medidor, así es que el diputado podrá tomar la bandera y concluir con saldo positivo la gestión.