CAFÉ POLÍTICO

0
386

LE ECHAN BRONCA A FEDERICO

Al torreonense Federico Berrueto Pruneda se le puso el panorama color hormiga. Negros nubarrones se avecinan. Es que lo han involucrado –junto con su hermano Ariel–, en una tremenda bronca. Resulta que en la “mañanera” de este jueves (conferencia de AMLO en Palacio Nacional), el gobierno federal a través de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, señaló que la serie documental de TV Populismo en América Latina, fue parte de una campaña negra (en la pasada campaña presidencial de 2018) en contra del ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador. Nieto abundó que quienes la realizaron recibieron dinero de un supuesto bufete fantasma, que está vinculado, presuntamente, con desvío de recursos de la Sedesol Sedatu. Según el denunciante la trama estuvo orquestada por Jesús Quintero Íñiguez, quien es el principal accionista de Grupo TV Promo S.A. de C.V. Además el funcionario de Hacienda dijo que según indagaciones indican que entre abril y julio de 2017, Grupo TV Promo S.A. de C.V. recibió 47 millones 900 mil pesos, los cuales provenían del Bufete de Proyectos Información y Análisis S.A. de C.V. cuyo representante legal y accionista es Federico Berrueto con domicilio en Paseo de la Reforma No. 199, piso 12, de la Colonia Cuauhtémoc, alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México. Incluso, Nieto Castilla señaló que Federico y Ariel están ampliamente relacionados con el Partido Revolucionario Institucional (PRI)

 

¿LAVADO DE DINERO?

Se indicó que la empresa de Federico Berrueto Pruneda y Ariel Berrueto Pruneda (ambos sobrinos del ex gobernador Eliseo Mendoza Berrueto), ha sido reportada porque ha realizado operaciones que no corresponden a su perfil por lo que es probable que se trate de una fachada que se utilizó para desviar, supuestamente, dinero de la Secretaría de Desarrollo Social y operar guerra sucia en contra del hoy primer Mandatario de la nación. Nieto Castillo precisó que las empresas tienen un perfil irregular porque no tienen dinero en sus cuentas bancarias y podrían ser compañías fantasmas. Lógico es suponer que Santiago trae la venia de arriba, del jefe para hacer este tipo de declaraciones. Es decir, desviar la atención para proteger a su amiga Rosario Robles Berlanga (extitular de Sedesol) y cargarles las pulgas a otros. Entonces el presidente López Obrador saca el machete como buscando no quien se la deba, sino quien se la pague. El gobierno de AMLO presentará la denuncia ante la Fiscalía Electoral y al Instituto Nacional Electoral (INE), por lavado de dinero a empresas vinculadas con el PRI, contra el anterior gobierno de Enrique Peña Nieto y en contra del Gobierno del Estado de México, y todo por una “campaña negra” en su contra.

 

CACERÍA DE BRUJAS

Por si fuese poco, Nieto Castillo manifestó que el Bufete de los hermanos Berrueto Pruneda recibió recursos por 186 millones de pesos de la polémica constructora española ‘OHL México’ en 2017 y 2018. Incluso cerca de 3 millones de pesos provenientes de coordinación del proyecto de apoyo a la comunidad del Gobierno del Estado de México sin una aparente justificación, según el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP. Vale recordar que Liébano Sáenz y Federico Berrueto son socios fundadores del GCE; Gabinete de Comunicación Estratégica. Liébano (que fue secretario particular del expresidente Ernesto Zedillo durante todo su mandato y muy cercano a Luis Donaldo Colosio) es el presidente de GCE y Federico su director general. Con este nuevo frente abierto por parte de López Obrador, todo parece indicar que el nuevo Gobierno de la República está desplegando una cacería de brujas tanto de gente cercana al PRI como del Partido Acción Nacional. Cabe destacar que López Obrador dijo que, si esta denuncia concurre en condenas, “la sanción sería muy leve, de risa (…) Por eso Morena propuso como delito grave el fraude electoral”. Por cierto, como la ley no debe aplicarse con efecto retroactivo, entonces los probables acusados podrían seguir su proceso en libertad bajo fianza. Estaremos pendientes.

 

SE LE PARA EL ÁGUILA

Al exdelegado federal del Instituto Nacional de Economía Social (INAES) en Coahuila, el Ing. Miguel Sáenz Pérez, se le volvió a parar el águila. Es que el gobernador Miguel Ángel Riquelme lo premió con el cargo de Coordinador Administrativo de la Secretaría de Inclusión y Desarrollo Social (SIDS, antes Sedesol). Sáenz, quien es un joven capaz, sensible, con olfato y oficio político que ya quisieran algunos viejos lobos de mar, es una persona muy cercana al gobernador, quien desde que estudiaban en el Instituto Tecnológico de la Laguna –ITL–, le dispensó una gran amistad que hasta la fecha se ha ido enalteciendo. Huelga decir que Sáenz Pérez ha dado plausibles resultados en las dependencias de los gobiernos municipal y federal en que ha destacado. Y ahora en el ámbito estatal, no dudamos que continúe su carrera ascendente, sobre todo, en el gobierno de su amigo Miguel Riquelme.

 

RAFA Y ANDRÉS MANUEL

En tema gomezpalatino. Rafael Palacios Cordero, el gran perdedor de la selección interna de Morena de cara a la renovación de la alcaldía, tiene algo  muy común a López Obrador. Mire Usted; por principio de cuentas Rafa no la lleva nada bien con el Presidente, aunque siempre haya querido hacer creer lo contrario. Ahí le va. Cuando AMLO era el líder moral del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Palacios se desempeñaba al seno de ese partido como parte integrante de la Comisión de Honor y Justicia. Se da el caso que un día AMLO le encarga a esa Comisión y a Rafael proteger a unos miembros de ese partido que querían correrlos por faltas al estatuto. Es que eran amigos y protegidos de Andrés Manuel. Pero Palacios, en lugar de echarles la mano, les dio gas, les dio flit, les dio cran. De ahí nació el resentimiento que el hoy poderoso primer Mandatario de la nación, le trae a Palacios. Este personaje –ya tan peculiar en la política gomezpalatina–, no ha dado su mano a torcer ya que mando una carta al CEN de Morena para que reconsideren y den vuelta a la equidad de género para que en lugar de que sea una chica (Marina Vitela) quien se alce con la candidatura, sea un hombre el mero wearever.

 

HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

Entonces, Palacios Cordero ha señalado que irá hasta las últimas consecuencias, hasta las mismas instancias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (antes TRIFE). O sea, está amachado en serrucharle la silla a Marina. Ahora bien, digo que se parece a AMLO en el sentido de que este tratará de modificar la Constitución para incluir la figura de Revocación de Mandato en el espíritu del texto del Artículo 35 de la Carta Magna. Es decir, el Preciso desea aparecer en la boleta para la renovación del Congreso de la Unión a fin de volver a ganar la mayoría. Es decir, solo con su nombre en la boleta, AMLO piensa que le acarreará millones de votos a sus candidatos rumbo al Poder Legislativo.

 

JUAN LE DARÍA UNA PALIZA

Pero ahí está el quid y la semejanza con Rafael Palacios. Este moreno incomprendido en el muy remoto caso que logre que su partido recule y mande a un hombre como candidato por la alcaldía de Gómez Palacio, sería a través de una encuesta de opinión que sin duda la ganaría de calle Juan Ávalos Méndez. Es decir, nadie sabe para quien trabaja, porque Juan le daría una paliza de 5 a 1, Y todo porque Ávalos tiene varios años atendiendo a los seccionales de todas las colonias populares, ejidos y centro de la ciudad. Es decir, todo mundo le conoce y le respeta. Rafa, que no es mal chico, es un auténtico político foráneo aunque con un trabajo intenso en las redes sociales. Por cierto, mal ocurrencia la de Palacios de hacer un mitin en días pasados en la Plaza Principal. Es que acudieron 70 personas aprox, lo que fue un insultante y hasta cierto grado bochornoso para el convocante.

 

ECHAR UN VOLADO

En cuanto a Lopez Obrador. Él está muy seguro de impulsar muy fuerte a los próximos candidatos de cara al Palacio de San Lázaro (Cámara de Diputados). Claro, no quiere perder la mayoría máxime y en virtud de si son los últimos tres años del sexenio. Pero, aquí sale el pelo en la sopa; si AMLO hace un mal papel; si durante los dos próximos años se le hace bolas el engrudo; si la inseguridad sigue creciendo; y la economía decreciendo; ya estuvo que en lugar de apoyarlos con las boletas con su nombre, el tiro le saldrá por la culata. Es decir. Que Rafael y Andrés Manuel pretendan jugársela en una encuesta y en una boleta, sería como echar un volado. Ello es verdaderamente riesgoso. Así las cosas.