Primera ministra británica podría enfrentar derrota en votación de «brexit» el martes

(Xinhua/Tim Ireland)

Londres.- A menos que haya un avance de último minuto, es casi seguro que el acuerdo del «brexit» bajo fuego de la primera ministra británica, Theresa May, enfrente una derrota en la Cámara de los Comunes británica el martes.

A un día de que empiece un debate crucial en la famosa cámara de Westminster, la única esperanza de evitar la derrota es un cambio de opinión de los funcionarios de la Unión Europea (UE) sobre el tema de la llamada cuestión fronteriza irlandesa.

No obstante, los indicios que llegan desde Bruselas son que no habrá un cambio significativo de la UE.

Los negociadores de ambas partes seguían este lunes en Bruselas para ver si existe alguna manera de resolver el estancamiento respecto al tema fronterizo que ha llevado al acuerdo a un callejón sin salida.

La forma en que se desenvuelvan los eventos en Londres en los próximos días podría determinar si May sobrevivirá en el número 10 de Downing Street, de acuerdo con especulaciones de los medios de comunicación.

La UE ha insistido en que el llamado «backstop» es necesario como una forma de garantizar que no habrá una frontera dura entre Irlanda del Norte controlada por Reino Unido y la República Irlandesa si no se alcanza un acuerdo comercial permanente.

Muchos políticos en Reino Unido temen que implementar la disposición del «backstop» en alguna etapa podría obligar indefinidamente a Reino Unido a seguir las reglas de aduanas y comercio de la UE.

En enero, May presentó su acuerdo de «brexit» en la Cámara de los Comunes y fue derrotada por 230 votos, la mayor derrota en la historia política británica.

Las expectativas son que el martes May podría perder de nuevo por alrededor de 150 votos. Pero una derrota hundiría a Reino Unido en aguas desconocidas ante la inminencia del día del «brexit»: el 29 de marzo.

El Gobierno de May confirmó este lunes su intención de someter su acuerdo de «brexit» ante la Cámara de los Comunes el martes, aunque no está claro qué dirá el texto.

El periódico «The Daily Telegraph» señala que May se reunió con sus altos asesores para decidir si sustituyen la votación del martes con una moción condicional, lo que definiría el tipo de acuerdo de «brexit» que sería aceptable para el Parlamento.

Es muy posible, de acuerdo con algunos informes, que los miembros del Parlamento reaccionen con ira si May intenta cambiar su promesa de una votación significativa sobre su acuerdo de «brexit».

Downing Street ha confirmado que si May pierde la votación del martes, los miembros del Parlamento votarán de cualquier forma sobre un «brexit» sin acuerdo y luego sobre ampliar el Artículo 50 del Tratado en la UE, que dio inicio al retiro de Reino Unido.

Este lunes en una entrevista de radio, el parlamentario conservador  George Freeman describió a la situación como una crisis muy grave. Theresa May debe renunciar como primera ministra luego del «brexit», añadió. (XINHUA)