CAPITALES

0
201

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

QUIÉN DOMINA EN LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL 

El dominio económico actual de muchas naciones puede, en parte, rastrearse hasta la Revolución Industrial. La industrialización aceleró la productividad, la innovación, la urbanización y el nuevo pensamiento económico de Europa Occidental y los Estados Unidos, estableciendo una base para la prosperidad cosechada durante el siglo pasado. Sin embargo, la Cuarta Revolución Industrial está creando un cambio en este equilibrio de poder. Transformados por la rapidez de los avances en la velocidad, el alcance y los sistemas utilizados para el análisis y la aplicación de datos, todas las industrias se enfrentan ahora a una interrupción significativa de la adopción acelerada de inteligencia artificial, el internet de las cosas, la impresión 3D y la informática cuántica. Los ganadores de la nueva generación industrial serán aquellos con habilidades de generar e interpretar datos. No solo los analistas y los científicos de datos cuya experiencia se ha convertido en una fiebre del oro del siglo 21, sino esos países, y en menor escala, organizaciones, donde todos los individuos tienen un conjunto de habilidades fundamentales que les permitirán cuestionar y obtener información de datos y máquinas. De hecho, el informe del Foro Económico Mundial “El futuro de los trabajos” indica que, además de un análisis de datos más especializado y roles técnicos, el trabajo con tecnología aumentará significativamente en los próximos años. Desde el comercio electrónico y el marketing digital hasta los especialistas en desarrollo organizacional. Estos roles se capitalizarán en los datos y la automatización para aumentar nuestro pensamiento creativo y analítico así como nuestras habilidades en la toma de decisiones. Sin embargo, las habilidades para procesar, analizar, interpretar y actuar sobre los datos de la población general no están aumentando al ritmo de esta transición de la fuerza laboral. Este conjunto de habilidades, que comúnmente se conoce como alfabetización en datos, permite a las personas utilizar información basada en datos para tomar mejores decisiones. Las ciudades, los países y las regiones que mejor produzcan esas habilidades serán los líderes mundiales en la economía digital. Aquellas empresas que tienen un mayor conocimiento de los datos corporativos han tenido un significativo aumento en su valor, el cual va del 3 al 5 por ciento. Sin embargo, en la actualidad, menos de una cuarta parte de los empleados tienen suficiente confianza en su capacidad para leer, trabajar, analizar y discutir con los datos. Asia parece estar particularmente bien posicionada para aprovechar este cambio de poder. Los tomadores de decisiones de la India ya reportan el nivel más alto de confianza en sus habilidades de datos a nivel mundial (46%), una ventaja significativa en el segundo país con mayor confianza, los Estados Unidos con solo el 33% de los líderes empresariales con conocimientos de datos. Además, India, China y Singapur reportan entre el porcentaje más alto de trabajadores que estarían dispuestos a invertir más tiempo y energía en mejorar sus habilidades de datos (95, 93 y 82 por ciento, respectivamente). Esto supera significativamente la voluntad de los tomadores de decisiones incluidos el Reino Unido y Francia, donde solo el 65 y el 63 por ciento invertirían en sus habilidades de datos si tuvieran la oportunidad.

Twitter: @pacotrevinoa

email: [email protected]