CAFÉ POLÍTICO

0
462

 

TRÁFICO DE AGUAS

No hay día que no se llegue, ni plazo que no se cumpla; reza el adagio popular. Pues sí, este jueves en punto de las 10:30 de la mañana dio inicio la recepción de información y de documentos previa a la práctica de las auditorías a los módulos de riego, ya que miles de campesinos y ejidatarios de la Región Lagunera de Coahuila y Durango, aseguran que hay un tráfico enorme del vital líquido –con ganancias multimillonarias– para quienes usufructúan dichos módulos. Este nuevo escándalo del “huachicoleo del agua”, será investigado (con lupa), hasta las últimas consecuencias. Cabe recordar que el diputado federal (02), Javier Borrego (estudio en el Seminario Diocesano de Santa María Reina; fue monaguillo y poco antes de ordenarse como sacerdote, colgó los hábitos) es el que ha venido asistiendo a los campesinos afectados. Es decir, Borrego ha tomado su papel con la debida seriedad y responsabilidad que el caso amerita. Con oficio y sensibilidad Javier ha atendido, escuchado y apoyado a los campesinos. Incluso se los llevó a la Ciudad de México a las oficinas centrales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en donde a la Directora Blanca Jiménez Cisneros, le expusieron la problemática que han venido padeciendo de años atrás.

 

TESTIMONIOS Y DOCUMENTOS

Fue el Lic. Oscar Priego, Director Jurídico de la Conagua y representante personal de Jiménez Cisneros, el que estuvo presente durante todo el día–de las 10:30 AM a las 04:00 PM– recogiendo testimonios e información completa y detallada de todos y cada uno de los 17 módulos de riego. Ante él acudieron inconformes y representantes de todas las unidades. Como representante de Samuel Rodríguez, titular de la Unidad de Atención en La Laguna, acudió el exalcalde de Francisco I. Madero, David Flores Lavenant. Cabe destacar que el abogado Priego va por todo el marrano, a tratar de hacerles justicia a miles de campesinos laguneros que de una vez por todas, exigen les sean respetados sus derechos. Por cierto, el movimiento ya tiene nombre: “Por el rescate del agua de riego de la Región Lagunera”. Con los datos y documentos recabados por Priego, se va acordar lo conducente en la Ciudad de México, con la jefaza de la Conagua. Por cierto, las auditorías se tienen programadas para iniciarlas a la brevedad de manera simultánea en los 17 módulos de riego. Es decir, es un trabajal enorme de donde va salir tanta pus en donde le pongan el dedo. Por cierto, antes de la apertura de las presas (7 al 9 de marzo), se celebrará otra reunión en la Conagua-Torreón, con los mismos que acudieron el día de ayer a fin de ver los avances sobre este escándalo nauseabundo ya conocido como el huachicoleo del agua en La Laguna. Veremos y diremos.

 

TORREÓN; UNA CIUDAD GRIS Y TRISTE

Torreón va para atrás. Se percibe una ciudad gris y triste. Sin cabeza y dirección. Sucia, con muchos baches, áreas verdes y deportivas abandonadas a la suerte de Dios. Este jueves en los serpentarios políticos con aíre acondicionado –cafés, bares y restaurantes–, no se dejaba de hablar del escándalo cometido por Rolando Anaya Araujo, que cobra como Director de Inspección y Verificación Municipal. De Rolando casi no se dijo nada respecto al choque y al pedo que traía. Pero al que se escabecharon bien y bonito, fue al alcalde Jorge Zermeño ya que en otras de sus manifestaciones de célebre reyezuelo, le perdonó la vida a Anaya cuando en otras ciudades, por mucho menos los responsables de la comisión de delitos, los meten a la cárcel. Aquí por el contrario se les premia. Vamos, Jorge se ha erigido como en su majestad, en aquel monarca y emperador que a la señal de quebrar un palito con las manos, a los esclavos y convictos los echaban a los leones. Era el pan y circo de entonces. Si ponía el dedo pulgar hacia arriba, les perdonaba la vida. Ello pasó con Rolando Anaya. El alcalde puso el dedo hacia arriba y Anaya Araujo sigue tan campante en el cargo.

 

QUE APLIQUE CASTIGOS

En una administración municipal seria y responsable; garante y comprometida; el alcalde no toma decisiones personales, máxime y en virtud si se trata de hechos en que se cometen delitos (manejar en estado de ebriedad y daño en propiedad ajena), y se trastoca la normatividad municipal. El que Zermeño apoye este tipo de hechos y conductas sin que aplique  castigos severos, solo traerá como consecuencia lógica que los demás funcionarios y colaboradores cercanos, hagan lo que les venga en ganas. Si el alcalde peca de indolente y apático, pues se relaja el orden y la honestidad si es que la hay en los demás funcionarios. Ello es condenable, peligroso y lamentable. Mientras Zermeño no actúe con firmeza y proteja a sus más cercanos, iremos como los cangrejos, para atrás. Carajo, que lamentable para todos pues.