DE BUENA FUENTE

Nuevo PRI…

La presente semana se espera sea de gran actividad política en el Partido Revolucionario Institucional, tras culminar Rigo Fuentes su periplo por los 38 municipios de la entidad

El aún líder estatal del Revolucionario Institucional regresó a Saltillo más preocupado de lo que se fue, pues detectó serias fisuras en la base tricolor en los municipios más importantes de Coahuila.

Sea como sea, las designaciones de las dirigencias municipales del PRI, ya están listas y solo falta que se pongan a trabajar, ahora con menos recursos que los de costumbre.

Por cierto, Álvaro Moreira tendrá un papel cada vez más protagónico en la operatividad y organización del organismo político, con la creación de nuevas estructuras, ante el retiro de liderazgos antiguos e inoperantes en Torreón y otras poblaciones.

El PRI se prepara para la elección a diputados locales, que es su próximo gran reto, y el capitán de esta batalla se llama Álvaro.

 

El pequeño titan…

El coordinador federal de Programas Sociales, Rayes Flores Hurtado, comienza a padecer síntomas de deshidratación, ante la fuerte salivación que gasta en explicar la falta de recursos que se enfrenta en las delegaciones a su cargo.

Un día si, y otro también, Reyes  Flores, en corto, se agita y echa pestes por la falta de dinero y de apoyos federales que le prometen y nunca llegan.

Como ama de casa, cuando llegan los aboneros, Flores Hurtado ya no sabe que argumentar a las peticiones y reclamos de empleados, funcionarios y ciudadanos que se le acercan para recordarle sus promesas y compromisos.

“Para abril y para mayo”, es lo único que acierta a contestar, en una cantaleta que ya comienza a irritar y desesperar a sus interlocutores.

A Reyes aún no le llega la Cuarta Transformación, y solo es cuestión de observarlo, para saber que es un hombre de saliva, que pasea  su figura por Coahuila, sin respuestas concretas, ni resultados esperados.

En su descargo, hay que decir que lo han dejado solo.

Lo subieron al caballo, pero no le dieron montura, ni rienda. Y así no se puede.

 

Despacitoo…

El principal atributo de Francisco Navarro,  actual Secretario de Bienestar Social en Coahuila, es su discreción e institucionalidad.

De un estilo muy parecido al del ex alcalde de Muzquiz, Hugo Martínez,  el político acuñense  no alardea de sus logros, ni se queja en los tropiezos.

Tampoco es de los que se suben en un ladrillo, y sueñan usar el importante cargo, para llegar a suceder a su jefe.

Saracho Navarro se trae algo entre manos. No lo pierdan de vista.

 

Autor

Ulises Salas
Columnista