MESÓN DE SAN ANTONIO

 El fragmento de la historia de AMLO

 ¿Cómo comprender la historia completa de una persona? Si esto nos parece una tarea difícil, ¿podremos llegar a conocer la historia, los orígenes de una ciudad, y de las consecuencias que tuvieron las decisiones de los líderes dentro de una nación?

68 días han transcurrido del nuevo gobierno federal y, a estas alturas, aquella frase de Andrés Manuel López Obrador sigue cobrando una relevancia e importancia sin igual: “Hemos iniciado el gobierno sin problemas”, pronunciada aquel día –que ahora parece muy lejano- 3 de diciembre de 2018. Bueno, pues van 65 días y los problemas siguen apareciendo uno tras otro como una mancha de humedad que se vuelve corrosiva.

La sociedad mexicana comienza a sufrir una serie de disposiciones de gobierno que transforman ambientes y espacios, esos mismos que antes se cubrían por las formas de corrupción más excéntricas y que dan a entender que, más allá del asombro, existen esferas fantásticas que nos vuelven a dejar perplejos a todos los que nos sentamos a reflexionar un poco sobre el día a día, que nos dejan claro que la realidad va más allá que la ficción.

La totalidad de la historia gubernamental federal comienza, inexorablemente, a cubrir un terreno llamado “la cuarta transformación”. Detengámonos en el inicio del sexenio de varios presidentes, que para ganarse la total aceptación del pueblo mexicano, debieron comenzar con un gran golpe de timón a las cosas que se venían dando:

A.- Miguel de la Madrid, una cruzada moral contra la corrupción

B.- Carlos Salinas de Gortari buscó la limpieza del Magisterio y la lucha contra la corrupción sindical petrolera, que se llevó de encuentro a Joaquín Hernández Galicia, alias La Quina

C.- Felipe Calderón en su lucha contra el narco generó 120 mil 935 homicidios dolosos

D.- Enrique Peña Nieto se enfrascó contra el magisterio encabezado por Elba Esther Gordillo y las reformas estructurales en el país; complicó su sexenio con la falta de control en la seguridad pues hubo 114 mil 061 asesinatos y la corrupción fue feroz y asfixiante.

Pareciera que López Obrador encauza su lucha contra la corrupción que ocurre en Pemex. Su frontal lucha paralizó al país con manifestaciones de pánico. Enfrentar así las situaciones habla bien de las intenciones del nuevo gobernante, ya que ofrece seriedad y fuerza del ejercicio de poder, pero complica un poco la situación para la ciudadanía.

AMLO se ve fuerte a casi 70 días de gobierno, pero se está desgastando rápidamente. Y, si damos una revisada a lo que sobrevino al término de los gobiernos que se mencionaron: ¿pudo Miguel de la Madrid terminar con la corrupción a través de su cruzada? No, desde luego que no, hubo una recomposición de las ideologías económicas y transitamos de un liberalismo a una teoría rampante de neoliberalismo y globalización que alineó a México a las reglas de los organismos internacionales que sujetan los juegos e intereses mundiales.

Carlos Salinas de Gortari dejó al final de su sexenio un gran camino de lesionados dentro del magisterio, al cambiar a un líder charro, Carlos Jonguitud Barrios, poniendo a otra con las mismas características: Elba Esther Gordillo. Y el sistema económico neoliberal marcó el tratado de comercio con Canadá y Estados Unidos, TLC.

Felipe Calderón Hinojosa se afianzó con la protección del ejército y dejó al país con un fuerte olor a alcohol y a muerte.

Enrique Peña Nieto consiguió encumbrar todos los aspectos de la política y esto se vio reflejado en una gran derrota del Partido oficial por tantos años.

Ahora se instaura en el poder un partido recién construido y conformado por muchos de los renegados de otros partidos. Tardará mucho tiempo en producirse desde la cantera de Morena una generación de militantes. Ciertamente queda mucho tiempo por recorrer pero no debe desestimarse la historia, que da lecciones y hace cuando se observa no repetir errores. “Quien olvida su historia, está condenado a repetirla”.