Carecen padres de acuerdos conciliatorios

Anualmente, la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia, atiende 300 casos de padres de familia que desean determinar la guardia y custodia de sus hijos, y de ellos un 60 por ciento se van a conciliación ante la falta de acuerdos de los padres, informó Gabriela Ramos Castañeda, subprocuradora de la dependencia estatal.

Señaló que la mayoría de ellos ya tienen tiempo separados, pero no acuden de inmediato ante el órgano jurisdiccional para tratar de determinar este aspecto, lo que atrae conflictos entre la pareja que afectan a los menores, por lo que al acudir ante la Pronnif sólo 40 por ciento de los casos pueden resolverse con una mediación sin que haya necesidad de llegar ante un juez.

Al mencionar que los problemas de sustracción de menores por alguno de los padres se presentan precisamente porque no hay una cultura de acuerdo entre las parejas para que sea dicho órgano quien determine este aspecto, la funcionaria estatal expresó que, al no estar establecida, cualquiera de los dos puede ejercer guardia y custodia del menor.

Señaló que quienes acuden es precisamente porque luego de la separación ya han acordado el divorcio y es hasta entonces que dentro del mismo trámite inician lo relativo a la guardia y custodia o convivencia, porque la ley les exige determinar estos aspectos al igual que la pensión alimenticia.

Llamó a los padres para que acudan ante dicho órgano o bien ante Pronnif para que se establezca un acuerdo conciliatorio o de mediación para determinar la guardia y custodia a favor de uno u otro.

Subrayó que no existe una preferencia ante la ley, y tanto el hombre como la mujer tienen un plano de igualdad en todos los aspectos y respecto a la paternidad es lo mismo, excepto en el período de lactancia en el caso de las mujeres.

“Cuando suceden casos que se separan los padres se cree que quien se queda con los niños automáticamente tiene la guardia y custodia y no es así; sí se tiene que establecer un trámite, ya sea de conciliación, de mediación o judicial pero sí se tiene que establecer la guardia y custodia que no implica la pérdida de patria potestad y que perfectamente el otro papá puede convivir con sus niños, pero sí establecer este tipo de convivencia que evita estos problemas que los más perjudicados son los niños”.

Destacó que desde el momento mismo de la separación ya se está afectando emocionalmente a los menores, y es por ello que en aras de disminuir lo más posible esta situación, la Pronnif ofrece los servicios de mediación antes de que se genere un conflicto mayor. (ESMERALDA SÁNCHEZ | INFONOR)