CAPITALES

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

¿CUALES SON LOS MAYORES RIESGOS EN LA ECONOMIA GLOBAL DEL 2019?

“No es lo que sabes lo que te atrapa, pero lo que crees que sabes con seguridad no es así”, reza un viejo adagio. En los próximos dos años, los mayores riesgos para la economía global se encuentran exactamente en aquellas áreas donde los inversionistas creen que es poco probable que cambien los patrones recientes. Los principales riesgos incluyen una recesión en el crecimiento en China, un aumento en las tasas de interés reales a largo plazo a nivel mundial y un crecimiento de las políticas económicas populistas que debilitan la credibilidad del banco central por mantenerse independiente, lo que resulta en tasas de interés más altas para los bonos gubernamentales. Actualmente, es posible que ya se esté desarrollando una importante desaceleración china debido a la guerra comercial impulsada por el presidente Donald Trump lo cual ha sacudido la confianza, pero esto es solo un empuje a la baja de una economía que ya se estaba desacelerando. La necesidad de desacelerar la economía china es una cuestión abierta, pero dada la contradicción entre un sistema político cada vez más centralizado y la necesidad de un sistema económico más descentralizado dirigido por el consumidor, la desaceleración del crecimiento a largo plazo podría ser bastante dramática. Desafortunadamente, la opción de evitar cualquier transición y simplemente continuar promoviendo las exportaciones y la inversión inmobiliaria tampoco es muy atractiva. China ya es un exportador global dominante, y actualmente no es posible que pueda continuar la expansión de las exportaciones a su ritmo anterior. Mantener el crecimiento a través de la inversión también es cada vez más desafiante, particularmente en el sector de los bienes raíces residenciales que representan la mayor parte de la industria china de la construcción. Si bien China puede estar mucho mejor posicionada que cualquier economía occidental para socializar las pérdidas resultantes que afectan al sector bancario, una fuerte contracción en los precios de la vivienda y la construcción podría, sin embargo, ser extremadamente difícil de absorber. Cualquier recesión de crecimiento importante en China también afectará al resto de Asia y golpeará a los mercados emergentes y a los países en desarrollo que exportan productos básicos. Europa ya está sintiendo dolor, especialmente Alemania. Si bien Estados Unidos es menos dependiente de China, el trauma en los mercados financieros y las exportaciones políticamente sensibles podrían hacer que la desaceleración de China sea mucho más complicada de lo que parecen creer los líderes estadounidenses. Si bien un aumento sostenido en la tasa de interés real a largo plazo es un evento de baja probabilidad, está lejos de ser imposible. Aún y cuando existen muchas explicaciones de la tendencia a largo plazo en la disminución de las tasas de interés, algunos factores podrían ser temporales y es difícil establecer las magnitudes de los diferentes efectos posibles. ¿Qué podría causar que las tasas globales aumenten? Un factor, en el lado positivo sería un aumento repentino de la productividad, por ejemplo, si la Cuarta Revolución Industrial del Profesor Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, comienza a impactar el crecimiento mucho más rápido de lo que se prevé actualmente. Esto, por supuesto, sería bueno en general para la economía global, pero podría afectar en gran medida a las regiones y grupos que se quedan atrás. Otro factor negativo sería un fuerte descenso de la tendencia en el crecimiento de Asia, por ejemplo, de la desaceleración de la tendencia de China, que podría cambiar el superávit de Asia de largo plazo al déficit, presionando al alza las tasas globales.

Twitter: @pacotrevinoa

email: pacotrevinoag@gmail.com