Están en riesgo miles de empleos por demoras en la CFE

Sesenta mil empleos están en riesgo en las regiones Carbonífera y Norte de Coahuila al no haberse reanudado los contratos para suministro de carbón a la Comisión Federal de Electricidad, por lo que Uniones de productores, alcaldes y cámaras empresariales plantearon en un desplegado dirigido al Presidente de la República la urgencia de restablecer los contratos.

Según señalan, los contratos se terminaron el 8 de diciembre y “desde entonces no se ha suministrado un sólo kilo de mineral quedando a la deriva más de 10,000 empleos directos y hasta 50,000 indirectos”.

La publicación de la carta abierta se da en vísperas de una reunión que en la Ciudad de México sostendrán el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, y productores de carbón con el director de la CFE Manuel Bartlett Díaz, según anunció el jueves el gobierno estatal.

En principio el planteamiento a Andrés Manuel López Obrador es solicitar la reanudación del suministro de forma inmediata y urgente.

El desplegado, que se publicó este viernes en periódicos de la Ciudad de México, es signado por Oscar Luis Fuentes Yáñez y César Luis Ceniceros Marín, presidentes de la Unión Mexicana y Unión Nacional de Productores de Carbón, respectivamente, así como por los alcaldes de Sabinas, San Juan de Sabinas y Juárez, así como los dirigentes de cámaras de comercio y de transportistas de la región.

También plantean como urgencia la necesidad de definir un nuevo esquema de comercialización del carbón térmico, en el que se revise la forma de contratación, precios, plazos y volúmenes adecuados para la industria.

Solicitan que los precios, condiciones y fórmula de actualización en que la CFE compra a otras empresas sean extrapolados a las calidades que solicita a los pequeños y medianos productores, añadiendo el pago por flete que deben enfrentar desde la región Carbonífera a las plantas termoeléctricas.

Hacen notar que CFE compra en Coahuila el carbón a un precio de referencia mucho menor del que paga en el estado de Guerrero.

Los sectores económicos de la región Carbonífera plantean la necesidad de una nueva y verdadera política de desarrollo industrial que apoye con programas de incentivos, con financiamiento y créditos accesibles a los productores de carbón.

“Buscamos la creación de un programa regional de exploración que sirva como detonante de la inversión, donde gobierno y empresarios compartamos el riesgo de esta etapa vital en el desarrollo de esta industria”, concluyen. (INFONOR)