PLAY ACTION

JOSÉ PABLO LADRÓN DE GUEVARA

 Finales de Conferencia

Quedan cuatro equipos en la pelea por el trofeo Vince Lombardi. Desde que existe el Super Bowl es la primera vez que las cuatro ofensivas que más puntos promediaron durante la temporada regular llegan a estas instancias. Estos es el reflejo de la gran era que se vive especialmente en el juego aéreo. Ambas finales de conferencia “se jugaron” en temporada regular. Por un lado, los Santos vencieron en casa a los Carneros en la semana nueve (45-35), mientras que los Patriotas derrotaron a los Jefes en Foxboro en la semana seis (43-40). ¿Se repetirán los resultados?

Los Patriotas llegaron por octava ocasión de manera consecutiva a la final de la conferencia americana, logro que es increíble. Pero en esta ocasión parece que llegan con su versión más débil. Las cinco derrotas que sufrió el equipo en temporada regular fueron como visitante, lo cual habla de inconsistencias fuertes cuando salen de Gillett Stadium. Si a esto le sumamos que los Jefes sólo perdieron un juego como local, los Patriotas llegan con una importante desventaja. Tom Brady y compañía mostraron su mejor versión en el juego del domingo pasado en contra de los Cargadores, lo cual ayuda para llegar con inercia positiva. Sumaron casi 500 yardas al ataque y no permitieron capturas, controlando el balón poco más de 38 minutos y en la defensa permitieron menos del 40% de conversiones de tercera oportunidad. Para llegar al Super Bowl necesitarán una actuación similar.

Su rival, los Jefes, barrieron a los Potros el sábado pasado, sorprendiendo por el nivel defensivo mostrado. Fue sorpresa porque ese grupo fue de los peores de la NFL en temporada regular. Dejaron que Andrew Luck lanzara para únicamente 179 yardas y mantuvieron el juego terrestre de Indianápolis por debajo de las 100 yardas. Lo que resaltó fue la gran presión que generó el front seven a Andrew Luck, logrando capturarlo en tres ocasiones. Esto es de gran relevancia porque para muchos los Colts tienen la mejor línea ofensiva de la NFL. Ese accionar defensivo alzó la moral de todos los jugadores, por lo que tendrán la confianza de poder lograr lo mismo cuando enfrenten a Tom Brady el domingo.

La batalla a seguir son los esquemas defensivos que enseñarán Bill Belichik y Brian Flores, el entrenador de apoyadores, a Patrick Mahomes. Como ya es la segunda vez que lo enfrentan en el año, sabrán cómo crear formaciones y movimientos de jugadores que puedan confundir y hacer sentir incómodo. La cuestión es que necesitarán un juego perfecto: que la línea ejerza presión constante y genere capturas, que los apoyadores puedan cubrir a Travis Kelce y que los esquineros y profundos puedan impedir que Tyreek Hill haga la jugada grande. Si tenemos como antecedente los 83 puntos que generaron los dos equipos en el juego pasado podríamos esperar un partido netamente ofensivo, pero el clima frío será factor importante que puede afectar el juego aéreo.

Respecto a la otra final, los Santos vencieron por 10 puntos a los Carneros en la semana nueve, en un juego donde ganó el más eficiente. En aquel juego los Santos convirtieron el 58% de sus terceras oportunidades, mientras que los Carneros el 38%, y también el equipo local superó a Los Ángeles por 49 yardas terrestres, terminando con 141. Esa va a ser la temática del juego del domingo. A ambos entrenadores les gusta establecer el juego por tierra para crear oportunidades en jugadas de play action. Aunque es más reconocido el grupo de Santos integrado por Alvin Kamara y Mark Ingram, los Carneros han tenido éxito últimamente con los suplentes de Todd Gurley, especialmente CJ Anderson. Por el número de grandes corredores siempre veremos a alguien fresco para tomar la batuta en el juego terrestre. Seguramente las estadísticas de yardas por acarreo y el número de intentos serán un buen indicativo para saber el ganador.

También, una de las más grandes diferencias en este encuentro es la disparidad de experiencia de los mariscales y entrenadores. Por un lado, tenemos a Drew Brees y Sean Payton, quienes saben lo que es ganar un Super Bowl y tienen ya más de 130 victorias juntos. Mientras que Sean McVay y Jared Goff llevan dos años trabajando juntos y suman sólo una victoria en postemporada, que fue en casa. El escenario del Súper Domo de Nueva Orleans es muy complicado, lo que le puede pasar factura a la joven dupla.

Esta es la clase de juegos que crean estrellas. Una jugada puede ser la diferencia entre ver el Super Bowl en la casa y jugarlo. En los cuatro equipos hay grandes jugadores que pueden cambiar el rumbo con un destello, ¿quién se vestirá de héroe el domingo?

Los jugadores a seguir son:

Santos: Michael Thomas (receptor)

Carneros: Aaron Donald (liniero defensivo)

Jefes: Justin Houston (linebacker externo)

Patriotas: Rob Gronkowski (ala cerrada)

 

You may not know:

Drew Brees y Tom Brady superan por poco más de 15 años de edad a sus contrincantes, Jared Goff y Patrick Mahomes. Es el segundo diferencial más grande de edad en una final de conferencia

 

Tus comentarios a: jpldg@hotmail.com @leidron