Carro bomba en Bogotá deja al menos 8 muertos y 23 heridos al explotar junto a una escuela de policía

Foto: @XHespanol

 

Las autoridades colombianas informaron que al menos ocho personas murieron como consecuencia de la explosión de un carro bomba cerca de las instalaciones de la Escuela de Policía en Bogotá, la capital colombiana.

Lo sucedido dejó al menos 23 heridos, pero las cifras no son definitivas.

“Atentado contra nuestros cadetes de la #EscuelaGeneralSantander de @PoliciaColombia deja preliminarmente 8 muertos y 23 heridos”, expresó en twitter Guillermo Botero, ministro de Defensa de Colombia.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa habló, sin embargo, de diez heridos.

BBC Mundo señaló en su página web que la Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander, en el sur de Bogotá, es una institución dedicada a la formación de oficiales.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, señaló que todavía “no existe suficiente información” para hacer un balance del incidente.

Los relatos recabados por medios colombianos señalan que un auto embistió contra la entidad policial y estalló al chocarse.

El conductor del vehículo falleció en el acto.

“Fue un carro bomba que desafortunadamente superó los puestos de control de seguridad”, dijo la vicepresidenta del gobierno, Marta Lucía Ramírez.

Conmoción en Bogotá

Las calles que rodean la zona de la escuela de la policía fueron cerradas inmediatamente después de la explosión.

A través de canales de televisión colombianos, los vecinos de la zona relataron el fuerte ruido ocasionado por el carro bomba y cómo se rompieron vidrios de sus casas.

Las máximas autoridades de la policía del país se dirigen al lugar para indagar por una versión definitiva del incidente.

Pocos minutos antes de la explosión, se realizó una graduación de brigadieres generales en el lugar.

Reacciones

El presidente de Colombia, Iván Duque, también indicó que se dirige a la institución policial.

“He dado órdenes a la fuerza pública para determinar los autores de este ataque y llevarlos a la justicia”.

Duque señaló que los todos colombianos rechazan “el terrorismo”. “Colombia se entristece pero no se doblega ante la violencia”, agregó.

“Es un acto terrorista miserable contra nuestra policía”, agregó antes de regresar a Bogotá. En el momento de la explosión se encontraba en el occidente del país.

El ministerio de Defensa, por su parte, informó que “el presidente, ministro y la cupula militar y policial regresan a Bogotá para atender personalmente esta situación de orden público”.

Los familiares de los cadetes acudieron a la zona para exigir información sobre las víctimas.

Se desconoce quién podría estar detrás de la explosión. Los carros bombas fueron frecuentes en Colombia durante las décadas de enfrentamiento entre el Estado y varios grupos rebeldes de izquierda, así como con la violencia relacionada con el narcotráfico.

El gobierno de Colombia alcanzó un acuerdo de paz con las FARC (Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia) en 2016.

En twitter, el partido político que se constituyó en las FARC condenaron lo sucedido.

“Rechazamos contundentemente los graves hechos que se produjeron en la Escuela General Santander. Toda nuestra solidaridad con las víctimas”, expresó en twitter el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Imágenes en redes sociales mostraron los restos de un vehículo en llamas en el aparcamiento de la escuela policial y los servicios de emergencia que acudieron al lugar. (BBC MUNDO)