Nadal gana su primer partido del Open australiano y afronta un nuevo reto para 2019

 (Xinhua/Wang Ying) 

Madrid.- El tenista español Rafael Nadal, segundo favorito en Melbourne, cumplió en su primera prueba frente al australiano James Duckworth, al que le ganó por 6-4, 6-3 y 7-5, después de cuatro meses sin competir debido a una lesión, pero a la vez con el objetivo de conquistar el único Grand Slam que no ha logrado ganar desde que se proclamase campeón hace diez años.

Nadal quiere romper el maleficio australiano, tras tres finales (2012, 2014 y 2017), dos abandonos por lesión (2010 y 2018), dos cuartos de final (2011 y 2015), una primera ronda (2016) y una baja (2013).

El tenista español, de 32 años, ha comenzado la temporada variando en algo su servicio, como se vio en su primer partido del domingo, pero siendo más directo, una forma de innovación que definió como parte de su ambición de siempre, y de “dar un paso más”, aunque indicando que el objetivo es ir “día a día”, recogió este lunes la prensa deportiva.

Desde que tuviera que retirarse, obligado por sus rodillas, en semifinales del pasado US Open, Nadal ha debutado el domingo con victoria, ahora habrá que ver cómo se desarrolla su estado físico, pero su meta es tener una temporada más “sosegada” aunque sin renunciar a la gran cita del tenis mundial.

El campeón de 17 “grandes” tendrá a su máximo oponente al serbio Novak Djokovic, de 32 años, actual número uno del mundo, que ostenta 14, mientras el suizo Roger Federer, que cumplirá 38 años en agosto próximo, número tres, son los favoritos para coronarse campeones del Open australiano.

No obstante, el actual número uno del mundo, que podría perderlo en favor de Nadal si gana el torneo el español y el serbio no llega a cuarta ronda, amenaza con otro periodo de dominio y un séptimo título en Melbourne que desempate con el suizo Federer, vigente doble campeón. De esta forma, buscará su 21 “grande”, que sería un hito histórico al sumar un total de 100 títulos en su larga carrera tenística.

Al margen de los tres tenistas citados como favoritos también hay que bucear en la experiencia del alemán Alexander Zverev, quien le ganó a Djokovic la final de Maestros el mejor año de su prometedora carrera y luego otros como Grigor Dimitrov, Anderson, Cilic, Thiem, Isner o Kyrgios buscarán también el primer título del año en un Grand Slam.

En definitiva, Federer, Nadal y Djokovic acaban de reanudar en Melbourne la lucha por ser el jugador más grande de la historia del mundo tenístico. (XINHUA)