CAFÉ POLÍTICO

0
407

VERO SOTO

Verónica Soto Díaz cumplió un año al frente del Teleférico Torreón-Cristo de Las Noas. Como directora general de este exitoso proyecto turístico, Vero revolucionó este medio de transporte aéreo. En solo un año logró posicionar el Teleférico no solo como atractivo turístico, sino como un ente artístico y cultural. Exposiciones pictóricas y fotográficas, representaciones artísticas, teatro, orquestas sinfónicas, opera, ballets folclóricos, veladas culturales, pasarela de joyería, actividades recreativas para niños y personas de la tercera edad, fogatas y el desfile internacional del lagunero Ricardo Seco, fueron unos de los principales atractivos que Verónica presentó el año pasado con singular notoriedad. Mucha actividad tuvo, y vaya que nunca se rajó.

PARQUE ECOLÓGICO

Cabe destacar que durante el 2018 el Teleférico tuvo 3,597 horas de funcionamiento, ofreciendo servicio a poco más de 500 mil visitantes, lo que viene a ser todo una conquista ya que agoreros del desastre −que nunca faltan−, habían hecho del Teleférico escarnio y vituperio antes de que iniciara el servicio. Cabe señalar que el intenso trabajo de Verónica, hizo que los malquerientes se tragaran sus palabras. Claro, ahí están los resultados a la vista de todos. Tan es así que el gobernador Miguel Ángel Riquelme tomó nuevamente el reto −para este 2019− de proyectar lo que será el Parque Ecológico Cerro de las Noas, y que vendrá a ser otro atractivo turístico y de recreación para las familias laguneras y del estado que en conjunto con el Cristo de las Noas y el propio Teleférico, vendrá a impulsar aún más el turismo y el desarrollo ambiental y recreativo de nuestro bello y dinámico Estado.

PESO POR PESO

En otro tema. El fin de semana MARS celebró la primera reunión del año con los alcaldes de la Región Laguna para decirles a Jorge Zermeño (Torreón), Horacio Piña (Matamoros), Patricia Grado (San Pedro), Jonathan Ávalos (Madero) y Nadia Jaramillo (Viesca), que el gobierno del estado los apoyará en el maco de lo que sería el programa “Peso por Peso”. En este contexto a Torreón el gobernador le ofreció 100 millones de pesos para drenaje y 100 millones de pesos para recarpeteo de pavimento. La condición sine quanon es que el municipio también le meta la misma cantidad. Es decir, peso por peso. Zermeño no ha dicho si le entra o no a la polla, pero ahí están 200 millones esperando a que se decida. Huelga decir que es imperativo a que el alcalde le entre a este proyecto porque 400 millones son muy buenos para drenaje y recarpeteo, por lo que creo que no debe pensarla mucho.

QUE TODOS LE ENTREN

Por cierto, a los municipios más pequeños de la entidad, la aportación no sería como la del “Puebla” –micha y micha−, sino que el estado invertiría el 60 por ciento de las obras y los Ayuntamientos le entrarían con un 40 por ciento para drenaje, alcantarillado, tuberías de agua y pavimentación de comunidades vulnerables. La verdad es que este esquema es muy atractivo para los 38 alcaldes, por lo que lo deberían aceptar sin privilegiar caprichos personales como algunos lo han hecho al rechazar el Mando Único de Seguridad.

¿EXFUNCIONARIOS EN CRISIS?

Hasta dónde llegará la crisis que vienen padeciendo algunos exfuncionarios municipales, estatales y federales. Mire Usted, algunos políticos que hoy en día no tienen chamba, salieron muy trabajadores. Es el caso del exalcalde Jorge Luis Morán que ahora se dedica a sembrar una parcelita de pocas hectáreas de alfalfa. Morán dice que “hay que luchar por la vida y vaya que tiene razón. Le ayuda en esta nueva aventura Jorge Jiménez Favela, exdirector de Tránsito y Vialidad ya que es hombre de todas sus confianzas. Pero no solo Jorge Luis trae sombrero Resistol al canto −al estilo el jinete de Marlboro−, sino también Miguel Sáenz, calificado y capaz ex delegado federal de Fonaes en Coahuila. Miguelito también decidió sembrar unas cuantas hectáreas (parece huerta familiar), de melón Galia y melón chino. Él dice que hay que “hacer algo para sacar pal’chivo”, y es verdad. Vamos, la sequía de nuevos nombramientos –ha habido muy pocos−, ha derivado en decenas de damnificados en las diversas regiones del estado.

LAS CHIVAS A LA “CHOPA”

Por cierto, no les vaya pasar a estos nuevos agricultores lo que sucedió al entonces poderoso secretario de Gobierno en tiempos de Enrique Martínez, Raúl Sifuentes que una vez que ingresó al “ejército de reserva”, también sembró melón pero con tan mala suerte, que toda la cosecha la malbarató en unos cuantos pesos. Después Raúl se hizo ganadero ya que tenía, éste sí, un buen hato de chivas, por lo que se hizo “chivero”. Tampoco le salieron bien las cosas ya que todos los animalitos se los vendió a la “Chopa” (Rodolfo Zamora), que fuera dos veces alcalde de General Cepeda y su hijo también. Moraleja: Zapatero a tus zapatos.

POLÍTICA INJUSTA

La política no siempre ha sido justa ni pareja. Este fenómeno se da no solo en México sino en todo el mundo, pero ello no es la justificación. Por ejemplo, el abogado José Guadalupe Ayala Velázquez (JGAV) siempre se ha partido la mandarina en gajos y es día que no lo toman en cuenta. Y no se vale. “Lupe Ayala”, como la gente le conoce con afecto y estimación, ha participado en tantas campañas político-electorales que ha habido no solo en Torreón, sino en diversas regiones del estado. Y la verdad sea dicha, Lupe Ayala ha dado meritorios resultados. Además de ser representante del PRI en varias colonias populares, fue factor importante para que Jaime Russek recuperara la muy peleada y hasta empanzada Colonia Jacarandas. También incentivo el proyecto político del hoy gobernador Miguel Ángel Riquelme en el norte del estado; en Nava, Nadadores, Piedras Negras y Acuña. Es decir, JGAV es un joven leal e institucional pero con poca suerte que la revolución no le ha hecho justicia a pesar de que ha hecho bien las cosas. En fin.