DE BUENA FUENTE

0
416

Dos tipos de cuidado…

El alcalde de Saltillo Manolo Jiménez, es un joven emprendedor que le sabe al arte de la política y la diplomacia.

El edil priista entiende de los nuevos tiempos, y en varias ocasiones ha invitado al Senador por Morena, Armando Guadiana, y al Coordinador de Programas, Reyes Flores Hurtado, a la puesta en marcha de obras con inversión federal y municipal.

Hace pocos días y ante la disminución de recursos para Coahuila y su capital, Manolo pidió a Guadiana y al resto de los legisladores federales de Morena, luchar por más recursos para la entidad y la ciudad que gobierna.

-Hay que ver que le vaya bien a Coahuila y Saltillo, expuso con elegante diplomacia.

Tal vez muy en el fondo, quiso expresarles otra cosa a los representantes populares de Morena, pero eso no es digno de investigar.

Lo que el edil saltillense debe de tener muy claro, es que ni a Guadiana ni a Reyes Hurtado les importa el bienestar y desarrollo de Coahuila.

Ellos están en guerra, quieren gobernar la entidad, y jamás levantaran un dedo por Coahuila, en tanto no sean gobierno.

Reyes odia al PRI desde sus tiempos de panista, y pretende acabar con todo lo que este representa, en tanto que Armando sueña con llegar a despachar desde el Palacio Rosa.

Para cumplir con ambas premisas, apuestan al fracaso de Miguel Ángel Riquelme y de Manolo Jiménez, en sus respectivas responsabilidades.

Ambos trabajan abiertamente para sumar a Morena, liderazgos y militantes del PRI y del PAN, pues carecen de estructura para competir en las distintas regiones de la entidad.

Armando y Reyes se creen Pinky y Cerebro, en su afán de dominar al mundo.

Aunque en realidad, son más parecidos a Timón y Pumba.

¡Hakuna matata!

 

Cuidadito, cuidadito…

En Monclova anda fuerte el run run de que la ex candidata a la alcaldía por el PRI, Lulu Kamar, ahora ira por la diputación federal.

En corto, señalan que la joven empresaria, trae el gusanito de la política y ahora incursionará en la legislatura local.

Lo recomendable es que Lulu ahora cheque mejor a sus equipos de asesores, pues dicen que uno de origen oaxaqueño se llevó varios millones de pesos, por distanciarla de otros frentes políticos, atacar sin razón a sus adversarios políticos, y al final, hacerla fracasar electoralmente.

En pocas palabras, afirman que gente del mismo PRI en Saltillo, le dieron gato por liebre, que le vendieron espejitos, y la despecularon con varios millones de pesos.

Nombres, nombres…