Empresarios listos para recibir a becarios

Saltillo, Coah.- A pesar de que no poseen información a detalle sobre la operación del programa federal “Jóvenes construyendo el futuro”, los empresarios adheridos a la Cámara de la Industria de la Transformación Coahuila Sureste, se dicen listos para recibir a los jóvenes.

Everardo Padilla Flores, presidente de la Canacintra, informó que buscarán acercamiento con Reyes Flores Hurtado, coordinador general del Gobierno Federal para el Estado, a fin de conocer el mecanismo de aplicación del mismo.

Este programa busca aprovechar el bono demográfico que aún posee México, así como el talento de los jóvenes que no estudian ni trabajan y que representa al 22 por ciento de la población joven del país.

Entre ellos, más del 87 por ciento se encuentran en condiciones de pobreza, aunado a que son mujeres las que mayores posibilidades tienen de colocarse en este estatus de vulnerabilidad.

Para insertarlos en el mercado laboral, el Gobierno federal otorgará una beca mensual de 3 mil 600 pesos a las empresas en las que se inscriban, con el fin de que les sea otorgada la capacitación que requieren por lapso de un año, con la posibilidad de que una vez que sus habilidades y capacidades sean evaluadas por la empresa, ésta las contrate de manera formal.

El programa está abierto no sólo a empresas sino a instituciones públicas y organizaciones sociales interesadas en la generación de talento ya que las tasas de desempleo juvenil están atribuidas a la falta de experiencia profesional y a la carencia de una intermediación eficaz.

Cuestionado Padilla sobre si la infraestructura que utilizarán en las empresas para capacitar a estos jóvenes será la misma del programa de Educación Dual que por años se ha trabajado en el estado, dijo:

“No, es otra, es muy similar, pero la verdad es que no sé cómo lo vayan a operar, es por invitación y ahí es más que nada está regido por la dirección de los candidatos y la ubicación de la empresa, se rige mucho por esa parte, no tanto por el perfil, no porque yo empresa lo necesite y estoy en Derramadero pero él vive en Ramos, ese cuate no va a ir a Derramadero”. (RAQUEL PEÑA / INFONOR)