PLAY ACTION

JOSÉ PABLO LADRÓN DE GUEVARA

 Salvando la temporada

Entramos en la semana 15 de la NFL, con equipos que necesitan una victoria forzosamente para mantener vivas sus esperanzas de llegar a postemporada. En la conferencia americana hay cinco equipos con siete victorias, algunos peleando por el liderato de su división y otros por un puesto de comodín. En la nacional la situación complicada está para las franquicias que tienen seis victorias, peleando por el último puesto de postemporada. Del jueves al lunes habrá gran nervio, porque una jugada es la que puede separar entre una temporada fracaso con una muy buena. Los grandes jugadores son los que realizan las acciones importantes en esta clase de partidos, ¿quiénes serán los héroes en diciembre?

Los que se encuentran bajo la mayor presión son los Vikingos, y especialmente su mariscal Kirk Cousins. Él firmó el mejor contrato en la historia de la NFL, tres años con $84 millones de dólares garantizados. Llegaba para liderar a un equipo que se quedó en la antesala del Super Bowl en el 2017, por lo que su única misión era llevarlos al gran juego, pero está a días que ni si quiera los lleve a playoffs. Con un récord de 6-6-1, la única opción real para los Vikingos es pelear por un lugar de comodín, teniendo como sus rivales directos a las Panteras de Carolina y Águilas de Filadelfia, y detrás a Green Bay. Dos de los últimos tres juegos que les quedan son en casa, uno contra Miami y el otro contra Chicago, ambos duelos no serán fáciles porque sus rivales también están peleando para jugar en enero.

Minnesota debe mejorar la eficiencia si quiere ganar sus próximos partidos, son el lugar 20 en puntos anotados por juego, con 21.7. Esto parece increíble porque al contar con la quinta mejor defensiva de la Liga tienen posesión del balón más veces que la mayoría de los equipos, lo cual se debería ver reflejado en el marcador pero no es así. Cousins deberá demostrar en las próximas semanas que vale todo el dinero que le pagaron, sumando puntos en el marcador en momentos clave. Si esto no sucede, la franquicia aceptará internamente que cometieron un grave error al firmarlo con ese gran contrato.

El equipo que más sensación causó el fin de semana pasado fueron los Delfines de Miami, al ganarles en el último segundo a los Patriotas con una jugada increíble. Con esa victoria mantuvieron viva su posibilidad de avanzar a postemporada. Como la situación por el comodín en la conferencia americana es más complicada que en la nacional, una sola derrota en los próximos tres juegos puede significar el quedar eliminados. Los Delfines, tras el regreso de Ryan Tanehil al mando de la ofensiva, han anotado más de 20 puntos en los últimos tres juegos, lo que significa que se encuentran en buen ritmo ofensivo. Esto es relevante porque sus tres últimos juegos son contra Minnesota, Jacksonville y Búfalo, equipos que son inconsistentes en el ataque, por lo que anotar más de 20 puntos da muchas probabilidades de ganar. El entrenador Adam Gase está en su tercera campaña al frente de los Delfines, llegando a postemporada en una ocasión. Aunque ha sido criticado por algunas decisiones que ha tomado en la selección de jugadas ofensivas, si es capaz de hacer que su equipo avance, solidificaría de manera importante su estatus como el entrenador del equipo por los próximos cinco años.

La división más peleada de la conferencia americana es la norte, donde Pittsburgh y Baltimore están en la cima con siete victorias. La inercia de cada franquicia es muy distinta. Los Acereros ligan tres derrotas de forma consecutivas, siendo la última la más alarmante porque fue contra Oakland. Mientras que los Cuervos llegan con tres victorias en sus últimos cuatro juegos, siendo la derrota frente a los Jefes en un partido que se pudo haber tenido diferente final. El equipo de John Harbaugh (entrenador de Baltimore) hizo oficial durante la semana que el novato Lamar Jackson se quedará como el mariscal titular por el resto de los juegos, pese a que Joe Flacco ya está sano. Este movimiento afirma que seguirán bajo una ofensiva netamente terrestre, que busca cansar a las defensivas contrarias y tomar ventaja de las jugadas de play action en momentos decisivos.

Los Acereros enfrentan a los Patriotas este domingo en casa, en un encuentro crucial para ambas escuadras, y posteriormente viajan a Nueva Orleans. Sin duda son las dos semanas más pesadas de su calendario y se da en un momento donde no pueden perder ninguno de los dos partidos. Baltimore recibe a Tampa Bay, visita a los Cargadores y termina en casa contra Cleveland. En papel, el segundo partido es el más complicado.

En las últimas tres semanas de temporada regular hay mucho en juego. No es sólo la posibilidad de jugar en enero, es también el trabajo de entrenadores y jugadores. De los equipos que mencioné, los hombres bajo mayor presión son: Kirk Cousins, Mike Tomlin (Entrenador de Pittsburgh) y John Harbaugh. Al primero no lo pueden despedir por el tipo de contrato que tiene, pero sin duda si queda fuera de playoffs crearía un divorcio entre él y la afición, la cual sentía que debían llegar al Super Bowl esta temporada. En el caso de los dos entrenadores si no avanzan se cuestionará de manera importante si deben continuar en el cargo. Mis pronósticos son que Vikingos y Pittsburgh se quedan con las ganas de avanzar, Baltimore pasará a postemporada.

 

You may not know:

 

Los Vikingos están 0-5-1 contra equipos con récord ganador esta temporada.

 

Tus comentarios a: jpldg@hotmail.com        @leidron