CAFE POLÍTICO

0
556

«CONGELARON» LA LEY

Senadores de PRI, PAN, PRD, MC e independientes lograron “congelar” la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, recientemente aprobada −13 de septiembre en la Cámara de Diputados−, en donde se establece que ningún funcionario público puede ganar más que el Presidente de la República. Cabe destacar que fue la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que suspendió la aplicación de dicho ordenamiento legal propuesto y mayoriteado por la bancada de Morena, provocando con ello el primer choque entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, contra el Judicial. “Deshonestos e insensibles (los ministros de la SCJN) que no están entendiendo la nueva realidad (…) Es deshonesto cuando un funcionario acepta recibir hasta 600 mil pesos mensuales, eso sí es corrupción (…) Deberían quitar el retrato de Juárez de la Suprema Corte, porque él decía que el funcionario tendría que aprender a vivir en la justa medianía, para qué lo tienen ahí (…) Es una ofensa al pueblo de México y es un acto de deshonestidad, esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta, ni es sensible, ni partidarios de la justicia»; arremetió López Obrador una vez terminada la toma de protesta de Rutilio Escandón (Morena) como gobernador de Chiapas.

TAMBIÉN MONREAL

Pero no sólo AMLO abrió fuego en contra de la SCJN y del Poder Judicial (ministros, magistrados, jueces de distrito, consejeros de la judicatura y magistrados electorales), sino también Ricardo Monreal (coordinador de la bancada de Morena en la Cámara alta), quien dijo que la SCJN es juez y parte en este brete legal. Vale recordar que cerca de 2 mil 750 funcionarios del Poder Judicial recurrieron −por la vía de amparo−, para que se decretara la suspensión provisional, por lo que la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos no se podrá aplicar hasta que la Corte se pronuncie. Y vaya que no hay día para ello. Por cierto, el sueldo del presidente de México será de 108 mil pesos mensuales, lo que representa el 50 por ciento del sueldo sin prestaciones y gratificaciones. O sea, AMLO ganaría 216 mil pesos al mes. Ahora bien, un ministro de la SCJN gana de sueldo mensual 269 mil 215 pesos; más aguinaldo y prima vacacional 444 mil 380 pesos; más “pago por riesgo” 554 mil 595 pesos. Sumadas esas tres cantidades nos dan 4 millones 229 mil 555 pesos al año. O sea, 352 mil 462 pesos con 91 centavos al mes y no los 600 mil pesos que dice AMLO que ganan. Como que López Obrador es muy dado a inflar las cifras −cuando le conviene− como cuando decía que el avión presidencial costaba 7 mil 500 millones de pesos, cuando su valor no llega ni a la tercera parte.

NO TODO LO LEGAL ES JUSTO

En nuestro país −y en todo el mundo− no todo lo legal es justo. Vamos, quizá no es justo que los Ministros de la SCJN ganen sueldos muy altos, pero es legal (Dura Lex, Sed Lex) Y es legal porque así lo establece la ley. Ahora bien, de acuerdo al artículo 127 constitucional los sueldos de los funcionarios son irrenunciables. Esta disposición legal expresa: “Los servidores públicos de la Federación, de las entidades federativas, de los Municipios y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, de sus entidades y dependencias, así como de sus administraciones paraestatales y paramunicipales, fideicomisos públicos, instituciones y organismos autónomos, y cualquier otro ente público, recibirán una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que deberá ser proporcional a sus responsabilidades”. Luego la Fracción II del mismo artículo contradice al señalar: “Ningún servidor público podrá recibir remuneración, en términos de la fracción anterior, por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, mayor a la establecida para el Presidente de la República en el presupuesto correspondiente”. En este caso toca a la SCJN (Poder Judicial) interpretar esta norma y los Poderes Ejecutivo y Judicial tendrán que acatarla a como de lugar.

CONTRA LOS “SUPERDELEGADOS”

Huelga decir que con el antecedente de que los senadores del PRI, PAN, PRD, MC e independientes metieron a la congeladora la ley de marras −al imponerse a los senadores de Morena−, ahora pretenderán oponerse a la ley que dio vida a los “súperdelegados”, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que en este caso, también le tocaría interpretar al máximo Tribunal Constitucional del país; la SCJN. Este escandalazo que ha enfrentado a los Poderes de la Unión, nada bueno presagia. En toda democracia la autonomía e independencia de los poderes, le dan vida y sustento. La sana distancia entre los poderes, es conveniente máxime y en virtud que el poder Ejecutivo (léase Andrés Manuel López Obrador) goza de un poder casi absoluto y ello nunca será sano y conveniente para la república.

PUEBLA PARA EL PAN

En otro tema. Finalmente la esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle (Martha Érika Alonso Hidalgo, de la coalición Por Puebla al Frente PAN-PRD), pasó como gobernadora del estado de Puebla. Antier el Pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) declaró −por mayoría de votos (4 a 3)−, la validez de la elección al determinar que las irregularidades acreditadas no se tradujeron en una afectación determinante a los principios constitucionales ni al resultado de la elección. La validez de la elección fue impugnada por Morena y por Miguel Gerónimo Barbosa Huerta –Miguel Barbosa−, su candidato a la gubernatura, quienes denunciaron que durante la jornada electoral se suscitaron hechos de violencia que afectaron la elección de gobernador, así como la violación al principio de certeza. Después de ello, hace unas semanas Barbosa logró que se contara voto por voto confirmándose el triunfo de Martha Érika.

¿ROMPIMIENTO TOTAL ENTRE PODERES PÚBLICOS?

La última patada de ahogado que dio el candidato perdedor (exsenador perredista converso), fue promover la nulidad de la elección ante la Sala Superior del TEPJF en donde este sábado a las 11:45 de la noche, después de una larga sesión, le dieron palo. Por cierto, toda la maquinaria de Morena estuvo al acecho presionando para que Miguel Barbosa ganara la gubernatura. Incluso, el magistrado José Luis Vargas Valdés adelantó en redes sociales que se repetiría la elección ya que se habían cometido varias irregularidades. Se tuvo que tragar sus palabras porque la magistrada presidente Janine Otálora Malassis al ver empatada la elección 3 a 3, aplicó su voto de calidad a favor de la candidata panista Martha Érika. Vale recordar que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, es un órgano jurisdiccional del Poder Judicial que han enfrentado el presidente López Obrador y sus legisladores (diputados y senadores) de Morena. Por cierto ¿El proyecto de sentencia del magistrado José Luis Vargas Valdés por invalidar la elección de Puebla, estaba fundamentado en derecho como lo había anunciado una semana antes? ¿Recibiría Janine Otálora línea de arriba (SCJN, Poder Judicial) para darle palo a Barbosa y a Morena? ¿Será el inicio de un rompimiento total entre poderes públicos? La sentencia –definitiva e inatacable– que favoreció al PAN ¿es revanchismo político para marcar raya y AMLO guarde las formas y calme sus ínfulas? En fin.

MEMO Y LUIS; COLCHONES MUY MEADOS

En el momento en que escribo esta columna se lleva a cabo en Coahuila, la elección interna para presidente del Comité Directivo Estatal del PAN. Como usted sabe son tres los tiradores a sustituir al incapaz e inepto Bernanrdo González. Ellos son Jesús de León de la región Laguna; Mario Dávila de la región Centro; y Miguel Wheelock de la región Sureste. A Chuy de León lo apoya su eterno padrino Guillermo Anaya, quien ha perdido las 3 últimas elecciones constitucionales; dos para gobernador y la última rumbo al Senado de la República. En este caso Chuy es el candidato oficial de las migajas que quedan del PAN. Mario Dávila (médico nacido en Gómez Palacio) es fuertemente apoyado por el moreno Luis Salazar quien se trajo de Cuernavaca a su operador número uno: Miguel Batarse de quien nos dicen, anduvo como trompo chillador comprando conciencias y votos. Por su parte Miguel Wheelock (fuerte empresario dueño de AOC, Acetileno y Oxígeno de Coahuila), es el candidato independiente que no trae padrino ya que Memo y Luis son colchones muy meados. “Mejor solo que mal acompañado”, ha de decir Wheelock que cuenta con el apoyo de panistas de Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y General Cepeda.

LO QUE QUEDA DEL PAN

Y lo de siempre; nunca entendieron. El acarreo de votantes y la compra de votos a 500 y hasta a mil pesos, se dio con linda pasión a favor de Chuy de León y de Mario Dávila. Carajo, peor que el PRI en sus tiempos de gloria. Cabe destacar que el pleito soterrado que traen Anaya y Salazar, se dejó ver en esta interna ya que Luis –primero abandonó al PAN– y ahora apoya con todo a Mario, que es contrario a Chuy y a Memo. Por cierto, Salazar y Delgado les estuvieron bajando las estrellas a los carboneros del centro y norte del estado con tal de que voten a favor de Mario. A éste médico también lo apoya Alfredo Paredes, alcalde de Monclova ya que tiene la mira puesta en la próxima candidatura al gobierno del estado. Es decir, Alfredito ya anda caliente. Además de ello, vale recordar que Salazar fue muy abusadillo y pícaro ya que cuando fue delegado federal de la Sedesol, ingresó a cerca de 700 miembros al PAN en unos cuantos días, cuando para afiliarse a ese partido, una persona se tarda meses en entrar. O sea, el padrón de 4 mil 100 panistas en activo que hay en esta bella y pujante tierra coahuilteca, lo manejan a su antojo tanto Memo como Luis. De ahí tanta defección y hartazgo hacia lo que queda de ese partido que da pena ajena.