CAFÉ POLÍTICO

0
676

 RUDEZA INNECESARIA

No hay día que no se llegue, ni plazo que no se cumpla. Por fin, Andrés Manuel López Obrador accedió al poder como Presidente de México. En un evento en el Palacio de San Lázaro (Cámara de Diputados) que fue sede oficial del Congreso de la Unión (ambas Cámaras), a López Obrador le bastaron una hora con 10 minutos para vilipendiar los gobiernos panistas y priista de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Fue un discurso muy fuerte que algunos críticos y analistas coincidieron en señalar que no era necesaria tanta rudeza de su parte. Claro, para muchos fue un circo romano en donde pusieron como palo de cochino al saliente Peña Nieto. Por cierto, AMLO no reconoció ninguna cosa buena que se haya hecho en 18 largos años por parte de Fox, Calderón y Peña, cuando por lógica, hubo avances en varios rubros de políticas públicas.

MODELO ECONÓMICO

Por cierto, cuando Andrés Manuel hizo énfasis sobre el modelo económico neoliberal, a quién culpo ser el mal de todos y cada uno de los mexicanos, causante de su pobreza y desatención, de todos los males habidos y por haber, nos hace pensar que poco a poco el nuevo gobierno de la “Cuarta Transformación”, pretende meternos en la cabeza que debemos cambiar de modelo económico al modelo proteccionista, estatista o a la economía de estado que en diversos países del mundo ha fallado como en algunos países pobres de América del Sur. Ahora bien, López Obrador señaló que durante tres sexenios, la seguridad falló y que la corrupción e impunidad afloró como nunca antes. Y tiene razón ya que harto de ello, los mexicanos aplicaron el voto de castigo al PRI y al PAN que vino a favorecer a AMLO. Cabe destacar que AMLO manifestó en tribuna que no va a bajar el precio de las gasolinas; “sino cuando se termine de construir la refinería y se remodelen otras”, lo que llevaría –la construcción de una nueva– cuando menos 5 años.

 

QUE DIOS LO ILUMINE… Y MUCHO

Merece especial atención que antes de que AMLO subiera a tribuna, los representantes de los partidos de oposición a Morena, se pronunciaron en contra de las “consultas ciudadanas” y de los “súper delegados”. Cuanto a la cobertura informativa, fue una exageración ya que nos “metieron” al tabasqueño durante todo el santo día. Desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche. Turno y medio pues. En el Zócalo López Obrador habló más de una hora. Ahí en la plancha más grande de México y segunda del mundo solo superada por la Plaza Roja de Moscú, prometió a todos darles dinero, conseguirles trabajo y subir las pensiones. O sea, un Santa Claus en pleno diciembre. Ojalá y que acabándose la corrupción –se supone que a partir de antier sábado–, logre obtener dinero para cumplir sus promesas de campaña, aunque falló con lo de las gasolinas y otras. Ok. Así las cosas, Habemus Presidente. Ya tenemos un líder nacional que conducirá los destinos de nuestro país de 2018 a 2024. Todos esperamos que Dios lo ilumine –la verdad que sí, y mucho– para que a México y a los mexicanos les vaya bien. Y sobre todo, que cumpla las promesas de campaña porque mucho se ha dicho y poco se ha hecho; porque del dicho al hecho, hay mucho trecho. Veremos y diremos.

 

RICARDO MEJÍA

En temas locales. No pierda de vista al torreonense Ricardo Mejía Berdeja (RMB). Ricardo es de los que le ha ido muy bien una vez que abandonan al partido de sus “amores”, en este caso el PRI. Vale recordar que una vez que el exalcalde Carlos Román Cepeda le ganó en el 2000 la candidatura para disputar una diputación federal y enfrentar a Guillermo Anaya, Mejía agarró sus chivas y abandonó el PRI. RMB anduvo por el PRD, luego por Convergencia por la Democracia, para terminar en Movimiento Ciudadano (MC) en donde agarró como padrino a Luis Walton Aburto. Por MC Mejía fue diputado federal y diputado local por el estado de Guerrero. Antes había sido diputado local por el PRI en Coahuila de 1994 a 1996. En 1990 –a sus 22 años de edad– Mejía fue secretario particular de Simón Vargas (hoy ínclito Secretario de Gobierno del estado de Hidalgo), cuando este era Director General de Participación Social y Orientación Legal de la Procuraduría General de la República (PGR).

 

CON MONREAL, EBRARD O GUERRERO

Hago esta entrada porque Mejía Berdeja –político inteligente y sagaz– tiene en puerta tres chambas a escoger. Suertudo no, capacidad y visión política sí. Mire usted. Ricardo goza de una excelente amistad con Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado de la República. Con él el torreonense podría convertirse, si lo decide, en jefe de asesores de Monreal. Con Marcelo Ebrard, canciller de México, Mejía la lleva muy bien ya que hay química. Ahí en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tiene ofrecimientos de un buen trabajo. Y por si fuese poco, el lagunero (San Pedro) Javier Guerrero, le hizo el ofrecimiento a RMB para que se integre a su equipo de “bomberos” ya que Javier tendrá un trabajo muy exclusivo de ventilar asuntos en todo el país y en especial en Coahuila. Es decir, con cualquiera de ellos: Monreal, Ebrard o Guerrero, Mejía tendría un trabajo eminentemente político, o sea, andaría como pez en el agua. No lo pierda de vista.