ACONTECER

 

SOLO PIENSA EN ÉL 

El empresario ARMANDO GUADIANA sigue demostrando que a él sólo le interesen sus negocios, incluso por encima de los intereses de los coahuilenses que supuestamente dice representar en el Senado de la República.

Este jueves, contrario a lo que opinan todos los expertos en la materia, salió con la puntada de que la energía producida con carbón (energía sucia, por los altos niveles de contaminación que produce, por el daño al medio ambiente y por su contribución al calentamiento global) es mucho mejor que las llamadas “energías limpias”, es decir, la solar y la eólica.

Pero lo que el bigotudo senador no dice, es que él tiene inversiones por cientos de millones de dólares en la producción de carbón, y que por eso no le conviene que sigan proliferando los parques de energía solar y eólica, de los cuales los más grandes de nuestro país se encuentran precisamente en Coahuila.

En lo dicho, Guadiana llegó al senado para hacer negocio. Nada más. ¿Apoco no llena con tanto dinero que tiene?

¿SE VAN A AMPARAR?

Para los que andan preocupados ante la posibilidad de que su salario se vea disminuido por la disposición del presidente electo, ANDRÉS LÓPEZ OBRADOR, de que ningún funcionario público podrá ganar más que los 108 mil pesos mensuales que él recibirá, les tengo una buena noticia.

Resulta que esta semana un juez otorgó el primer amparo a una Magistrada de Sinaloa, quien se inconformó con la medida impuesta por AMLO, anticipando de esta forma una lluvia de amparos que, si se resuelven en el mismo sentido, puedan sentar jurisprudencia dejando sin efecto la disposición del presidente electo.

Y es que solo por citar algunos, aquí en Coahuila todos los Magistrados del Poder Judicial, comenzando con su presidente, MIRIAM CÁRDENAS; todos los Comisionados del ICAI, incluyendo a LUÍS GONZÁLEZ BRISEÑO; y todos los Consejeros del IEC, dónde manda GABRIELA DE LEÓN, ganan más de lo que ganará AMLO. Si la disposición presidencial se mantiene firme, todos ellos y algunos más se tendrán que bajar el sueldo. En cambio, si los amparaos prosperan, seguiremos como estamos ahora.

CASINOS DEL PAN

Con la novedad que en Tamaulipas, por mucho el estado más violento del país, el gobernador panista FRANCISCO GARCÍA CABEZA de VACA ordenó a los diputados de su partido aprobar una ley para permitir la apertura de casinos en los 43 municipios de esa entidad.

El argumento de los azules es que de esa manera se van a crear nuevas fuentes de empleo, y se va a reactivar la economía del estado. Sin embargo, omiten decir que los casinos son una fuente inagotable de recursos para la delincuencia organizada, y el canal más importante que tienen para lavar el dinero procedente del narco.

Aquí en Coahuila, el año pasado trascendió que MEMO ANAYA había pactado con los casineros la reapertura de sus centros de apuesta, a cambio de millones de pesos para su campaña por la gubernatura. También hemos de recordar que hace unos meses, el alcalde panista de Torreón, JORGE ZERMEÑO, intentó –infructuosamente- la reapertura de un casino en aquella ciudad, pasándose por el arco del triunfo las disposiciones estatales que los prohíben expresamente.

Tal parece que los dueños de los casinos tienen alguna especie de sociedad con los panistas (y tan puritanos que dicen ser éstos); y tal parece que, al menos en Tamaulipas, esta sociedad comienza a redituarles sus primeros frutos.

Por sus vínculos con la delincuencia organizada, Tamaulipas tiene dos ex gobernadores (priistas ambos) en el bote, TOMÁS YARRINGTON y EUGENIO HERNÁNDEZ, y uno más –RODOLFO TORRE– que no alcanzó a ser, precisamente porque el narco se lo impidió. Cabeza de Vaca pinta para seguir el mismo camino que sus predecesores.

JEFE DIEGO

 No se midió el “Jefe”, DIEGO FERNÁNDEZ DE CEVALLOS, al cuestionar públicamente, en un artículo periodístico difundido en Milenio, la estabilidad de la salud mental del presidente electo López Obrador.

Diego, lo sabemos, no tiene pelos en la lengua para decir lo que piensa. Y aunque sus declaraciones son muy duras, no me queda más que decir que celebro que, en estos momentos de zozobra para millones de mexicanos, haya una voz crítica que se levante como contrapeso ante todas las incomprensibles acciones que ha emprendido AMLO aún antes de tomar posesión del cargo.

Además, comparto con Diego la percepción de que no solo él piensa que López Obrador pudiera tener algún problema de esos que solo un psiquiatra puede diagnosticar, y en su caso tratar. Creo que cada vez son más los mexicanos que piensan lo mismo, pero estoy seguro que eso a AMLO le importa menos que un cacahuate…A fin de cuentas, él ya ganó…

paco1533@prodigy.net.mx