DE BUENA FUENTE

Suertudotes…

Muchos de los que antes se quejaron de no recibir invitación de Rubén Moreira Valdez, entonces secretario de Organización del PRI nacional, para sumarse a su equipo, ahora se congratulan de ello.

Tras su partida a México, ex colaboradores cercanos de David Aguillón, ex líder estatal del PRI estatal, y del ex gobernador Rubén Moreira, esperaron en vano la llamada de ambos políticos saltillenses para ayudarles en las tareas partidistas.

Pero el teléfono nunca sonó, y cuando lo hizo fue solo para personajes muy bien elegidos, como Víctor Zamora, Carlitos Vega, Álvaro Moreira, y Gilberto Muela, entre otros.

El tiempo puso a cada quien en el lugar que merece, y los ansiosos ex colaboradores, hoy en día se dicen afortunados de no haberse ido a la aventura al PRI nacional.

El Revolucionario Institucional sufrió una derrota descomunal, y generó un profundo descredito para los dos políticos saltillenses.

Para salvarlos del ostracismo, pero también impedirles regresar a Coahuila, hace poco les dieron la operación del PRI, en la elección extraordinaria de Monterrey, Nuevo León.

Pepe Vega, y Armando Luna Canales, conocedores profundos del comportamiento de Aguillón y de Moreira, guardaron una sana distancia de ambos, y este diciembre puede que reciban una extraordinaria recompensa por su distanciamiento de la pareja sarapera.

Al tiempo…

 

Promesa incumplida…

Por la borda se fue la promesa del Senador Armando Guadiana Tijerina, de llevar a Rubén y Humberto Moreira a la cárcel, por el presunto desvío de recursos en el erario coahuilense.

Su amigo, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, acaba de perdonar la corrupción en funcionarios de administraciones pasadas, y eso incluye a los hermanos Moreira.

Guadiana Tijerina prometió ir hasta el fondo en las investigaciones de la mega deuda en Coahuila, e incluso el ex panista, Luis Fernando Salazar, se comprometió a apoyarle en las pesquisas.

Ambos se quedaran con las ganas, pues el presidente electo ya puso fin al tema de la persecución política a personajes señalados por corruptos.

Lástima Margarito…

 

Te traigo estas flores…

En redes sociales circula la versión de que el periodista fronterense, Apolonio de la Cruz, fue golpeado por policías municipales de la capital rielera, por órdenes del alcalde Florencio Siller.

La versión señala que Apolonio perdió parcialmente la vista, y que se encuentra convaleciente, tras la salvaje golpiza policial que recibió.

Hace unos meses, la policía fronterense también golpeó y llevó a la cárcel, a un hijo del ex alcalde Rogelio Ramos, bajo el argumento de alterar el orden público.

Seguramente dirán lo mismo de Apolonio Cruz, y a cómo van, más tarde lo repetirán en caso de agredir a uno de los hijos de Jesús Ríos.