Salida de médicos cubanos de Brasil dejará a 28 millones de personas sin atención médica 

Rio de Janeiro.- La salida de Cuba del programa gubernamental brasileño Más Médicos, que busca atender los municipios más aislados y remotos del país, afectará a unos 28 millones de personas, según divulgó la Confederación Nacional de los Municipios (CNM).

En un comunicado, la CNM expresó su «extrema preocupación» por la decisión de Cuba de retirar a sus galenos de Brasil y exigió una solución «a corto plazo» por parte del nuevo gobierno de Jair Bolsonaro, que asumirá el próximo 1 de enero.

«Entre los 1.575 municipios que poseen solamente un médico cubano del programa, el 80 por ciento tienen menos de 20.000 habitantes. De esta forma, la salida de estos médicos sin la garantía de otros profesionales puede generar la desasistencia básica de salud a más de 28 millones de personas», aseguró la entidad en la nota.

«Creemos que el gobierno federal y de transición encontrarán las condiciones adecuadas para mantener el programa. Mientras esperamos la rápida resolución de lo ocurrido por el órgano competente, estamos seguros de que los gestores municipales mantendrán el máximo empeño para seguir la atención de la salud de sus comunidades», afirmó la CNM.

El gobierno cubano anunció el miércoles que retirará a sus médicos del programa Más Médicos, en el que participa con más de 11.000 médicos, por las «referencias directas, despectivas y amenazadoras» hechas por el presidente electo brasileño, Jair Bolsonaro, sobre la presencia de médicos de la isla en Brasil, de los que dijo que exigiría un examen de reválida.

Según la CNM, «el valor del Programa Más Médicos, expandido en los distintos rincones de Brasil, mostró ser una de las principales conquistas del movimiento municipalista frente a la dificultad de realizar la atención básica, con la interiorización y la fijación de profesionales médicos en regiones donde hay escasez o ausencia de estos profesionales».

El programa Más Médicos fue creado en 2013 por la entonces presidenta Dilma Rousseff para suplir la carencia de médicos en los municipios del interior del país y en las regiones más aisladas. El programa facilitó que miles de galenos de otros países pasaran a ejercer en Brasil, algo que levantó una gran polémica en la época por la resistencia que opusieron las principales entidades médicas brasileñas.

Desde la creación del programa, Cuba fue el país que más médicos envió a Brasil, a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con cerca de 20.000 profesionales, según datos oficiales del gobierno.

Durante la campaña electoral, Jair Bolsonaro afirmó que expulsaría a los médicos cubanos de Brasil mediante un examen de reválida de su título, algo que hasta la fecha no es exigido a los galenos isleños para actuar en el programa gubernamental. (XINHUA)

 

Comments are closed.