¿López Obrador un dictador? En el PAN piensan que sí

La Cámara de Diputados aprobó el pasado miércoles la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que tiene por objetivo crear un nuevo diseño de la estructura del Gobierno federal para el sexenio del próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Estas modificaciones provocaron tensiones en San Lázaro y fuertes críticas, sobre todo de la bancada panista, quienes sacaron una manta con la leyenda:

 

“#NoALaDictaduraObradorista”.

 

El diputado Xavier Azuara Zúñiga (@XavierAzuaraSLP) publicó en su cuenta de Twitter:

Los @diputadospan estamos preparados para enfrentar la dictadura obradorista, no permitiremos que instaure su república amlovariana, su obsesión por poder es inmensa, pero aquí estamos para ser contrapeso de sus ocurrencias. #NoALaDictaduraObradorista #EsUnErrorTenerUnDictador

Los panistas protestaron por lo que dijeron son “leyes a modo” creadas por legisladores de Morena, partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, acusaron que la administración entrante prepara el terreno para un gobierno antidemocrático y sin contrapesos.

 

NO SOY UN DICTADOR: AMLO

 

En una visita que realizó en septiembre pasado al estado de Hidalgo, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no es un dictador y que él no tiene el poder de quitar o poner gobernantes, sino que es el pueblo el que lo puede hacer. Esto, luego de que en el mitin de su gira de agradecimiento los presentes empezaron a gritar “¡Fuera!” a Omar Fayad, el gobernador del estado, con quien el morenista se había reunido antes.

“Bueno, ya escuché. Pero ya ven cómo soy yo, que siempre digo lo que pienso y siento. Yo no vengo a eso porque yo no soy un dictador, yo no destituyo a nadie, es el pueblo el que destituye a los gobernantes y no podemos actuar de manera arbitraria, estamos construyendo una auténtica democracia, no una dictadura, yo no soy cacique, que quede claro”, afirmó.

 

PERO ACTÚA COMO SI LO FUERA

Sin embargo para muchos mexicanos, la forma en que AMLO ha venido actuando desde que ganó la elección, indica lo contrario. Su palabra es la única ley que impera en el país, él toma todas las decisiones de acuerdo a su propio criterio,y nadie se atreve a contradecirlo. Tiene el poder absoluto no solo del poder ejecutivo, sino también del legislativo, tanto en el senado como en la cámara de diputados.

Las consultas en las que supuestamente pretende tomar en cuenta la opinión del pueblo para tomar decisiones trascendentales, han sido meras simulaciones, hechas a modo, y con resultados previsibles que lo único que hacen son ratificar las decisiones que él previamente ya había tomado, tal como ocurrió en el caso de la cancelación del nuevo aeropuerto, o como se prevé que va a ocurrir con lo de la construcción del tren Maya, proyecto que él ya anunció que se va a llevar a cabo, y que aun así, está sometiendo a otra más de sus simuladas consultas.

 

 

 

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comments are closed.