DE BUENA FUENTE

Urgencia social…

El secretario de Desarrollo Social, Inocencio Aguirre reunió en Saltillo, y con carácter de urgente, a todos los representantes regionales y municipales de esta dependencia.

Desde distintas regiones de la entidad, los responsables de Programas Sociales y de Desarrollo Social se preguntaban la razón de la inusual cita en la capital coahuilense.

Los coordinadores de la región norte, aseguraban que la reunión era para informarles de la llegada de Francisco Saracho al frente de la dependencia, pero lo mismo hacían los supervisores de la zona centro, con la designación de Lupita Oyervides, lo que al final quedó en veremos.

De Jericó Abramo Masso, en Saltillo lo ubican en otro importante cargo, pero en estos momentos nada hay que descartar.

Fuentes cercanas a Aguirre Willars, interrogados en torno a la reunión, descartaron la salida de Inocencio, y dijeron que la convocatoria tiene que ver con nuevos lineamientos federales, a partir del 1 de diciembre próximo.

¿Será?

 

Cuestión de tiempo…

Líderes de la CTM, CROC y otros organismos afines al PRI, no lo quieren reconocer, pero a partir de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la silla presidencial, las cosas van a cambiar drásticamente en la relación sindicato – empresa.

La Cuarta Transformación del país, contempla la libertad de cada trabajador para elegir el sindicato que le plazca, y que considere le protege su relación laboral.

Por supuesto que la CTM no se encuentra en ese estatus y será desplazado por otros sindicatos, como por el ejemplo el de Napoleón Gómez Urrutia.

En Coahuila, Tereso Medina, líder de este corporativo obrero, se dedicó a trabajar para si mismo, y logró un fortuna incalculable, merced al control existente en los trabajadores “representados”.

Y aunque el voto corporativo dejo de existir hace varias décadas, Tereso aprovechó la larga lista de agremiados para lograr beneficios y cargos políticos con el gobernante en turno.

La CTM está en la encrucijada de su vida, y tal vez solo el viejo lobito, Fidel Velázquez, tenía la fórmula para sobrevivir al cataclismo que se le viene encima.

Tereso camina en la cuerda floja, y solo es cuestión de tiempo para que caiga, sin red de protección.

 

¡Libre soy!

El ex presidente de México, Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, fundaran un nuevo partido político, con el pomposo nombre de “Libre”.

Por supuesto que la intención es quitarle militantes al Partido Acción Nacional, que en tiempos de Vicente Fox llego a tener 2 millones de agremiados, luego con Calderón, bajo a 1 millón, y ahora anda por la calle de la amargura.

El tema es que la reciente declinación de Margarita Zavala en la contienda presidencial, dejo un mal sabor de boca en sus seguidores, y se antoja difícil que logren juntar simpatizantes.

Al tiempo…

Comments are closed.