PAN está secuestrado, sostienen Wheelock y Mario Dávila frente a Jesús de León

 

Los candidatos a la dirigencia estatal del PAN en Coahuila, Miguel Ángel Wheelock Aguayo y Mario Alberto Dávila, Delgado sostuvieron ante su contrincante en dicha contienda Jesús de León Tello, que el blanquiazul en Coahuila está siendo controlado por un grupo que impide el avance democrático de la institución, y que toma las principales decisiones del partido, lo que es causa de molestia e inconformidad entre sus miembros.

Los aspirantes manifestaron lo anterior este viernes, durante una rueda de prensa que tuvo lugar en instalaciones del Comité Directivo Estatal del PAN, durante la cual, dieron a conocer sus propuestas de trabajo y los compromisos que establecerán ante la militancia del blanquiazul, en caso de resultar elegidos en la elección interna del próximo día 9 de diciembre

Al hacer uso de la palabra, Mario Alberto Dávila se pronunció nuevamente por impulsar un proyecto que ofrezca equilibrio a su partido, para que no sea únicamente una persona la que controle a este último, y se termine de una vez por todas con las prácticas que impiden a otros panistas acceder a diferentes cargos de elección popular.

“Acción Nacional no va bien, no hemos tenido los mejores resultados y pongo mi experiencia para que los resultados que obtuvimos históricamente vuelvan al partido. Necesitamos volver a la vocación democrática, que no haya designaciones, que no haya control de un grupo, que no estén controlados los procesos de afiliación y se abra a la ciudadanía. El PAN está manejado por un grupo y no queremos un grupo”, declaró.

Por su parte, Miguel Ángel Wheelock se dijo comprometido a terminar con este control total, debido a las peticiones que le han hecho, dijo, cientos de panistas que apoyan su propuesta y que no quieren más de lo mismo, según manifestó.

“Mi participación se debe a que cuando se inscribió Jesús de León y Mario Dávila hubo un grupo de miembros del PAN que dijo: no más de lo mismo. Ellos ya han sido parte del mismo grupo y con la ayuda de muchos panistas que están indignados de este secuestro que tenemos en el partido, ser una opción, sin estar preparados salimos a la calle a obtener firmas, un grupo de panistas me apuntaron las firmas, formamos una planilla y pudimos registrarnos. Hoy estoy aquí representando a los que no están conformes”, dijo el también empresario.

Ambos aspirantes coincidieron, sin dejar ver la posibilidad de declinar el uno a favor del otro, que si lo que realmente se requiere es hacer un cambio efectivo al interior del partido, se sentarán a platicar para buscar la manera de alcanzar ese objetivo.

Por su parte, Jesús de León advirtió que el decir que el PAN está secuestrado por una persona, es faltarle al respeto a más de 4 mil 300 panistas que defienden el principio básico de respetar la dignidad de cada uno de los militantes.

“El problema no es de una persona, el problema por el cual ha atravesado el PAN es el de todos los militantes que nos ha faltado debatir ante nuestros adversarios políticos, el problema es el de no ser un partido de oposición firme, convincente, que tenga como propuestas las causas de la gente”, señaló.

El ex diputado local dijo que en este proceso interno será respetuoso de la postura de sus compañeros aspirantes, y planteó la apertura de un espacio de reconciliación entre todos los panistas, a los que llamó a hacer un lado las diferencias para enfrentar los retos del futuro.  (ÁNGEL AGUILAR)

 

Comments are closed.