Jefes de seguridad de Rusia advierten sobre posible fusión del Estado Islámico y Al-Qaeda 

 (Xinhua/Murad) 

Moscu.- Jefes de seguridad de Rusia advirtieron este miércoles que el Estado Islámico (EI) y Al-Qaeda podrían fusionarse y, por lo tanto, incrementar la amenaza del terrorismo global.

«La transición a un modelo organizacional basado en una red con divisiones regionales podría impulsar al liderazgo del EI a fusionarse con Al-Qaeda, que también está interesado en aumentar sus fuerzas y medios para llevar a cabo actividades terroristas», dijo el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev, citado por la agencia de noticias TASS.

«Esto permitirá a estas dos organizaciones terroristas controlar las actividades de sus divisiones y afiliados regionales más eficientemente», dijo en una reunión de servicios de seguridad y órganos de aplicación de la ley extranjeros en Moscú.

El grupo EI ha perdido la mayoría de los territorios que ocupó en Irak y Siria, pero, junto con Al-Qaeda y sus afiliados sigue siendo una potente amenaza, con presencia de ambos grupos terroristas en diversos países del Medio Oriente y África.

Existen varias señales que indican una posible convergencia del EI y de Al-Qaeda, alertó en la reunión el director del Servicio Federal de Seguridad ruso, Alexander Bortnikov.

«Ambas organizaciones terroristas internacionales usan una base ideológica cercana y recursos humanos comunes para reabastecer a las fuerzas de cada uno», dijo Borthikov.

Muchos terroristas, a pesar de los enfrentamientos armados entre Al-Qaeda y el EI, están pasando de una estructura terrorista a otra, motivados por provecho personal, cambios en el campo de batalla u otras razones, indicó.

De acuerdo con Patrushev, en el mundo existen más de 200 grupos terroristas, de los cuales el EI y Al-Qaeda son los mayores.

Una derrota inevitable del terrorismo en Siria e Irak ha forzado a los mercenarios extranjeros a irse, regresar a sus propios países o crear nuevos centros de inestabilidad, advirtió.

Patrushev dijo que los milicianos han cambiado de tácticas al unirse a grupos radicales locales y círculos criminales, formando grupos criminales dentro de comunidades nacionales y diásporas del mundo, así como creando las llamadas «células dormidas», reclutando a nuevos miembros y acumulando activos financieros. (XINHUA)

 

Comments are closed.