UA de C continúa labores de seguridad a favor de sus estudiantes

Instalación de cámaras para monitoreo perimetral, capacitación a cuerpos de vigilancia y orientación a los alumnos, son parte de las labores de seguridad que la Universidad Autónoma de Coahuila, continúa ejerciendo para garantizar el bienestar de sus estudiantes.

«Ya hay protocolos que los estudiantes conocen para cuando se trasladas del camión a los campus, qué es lo que pueden hacer en caso de que se sientan acosados, en caso de que se sientan en una situación de riesgo, ellos ya lo conocen. El centro de cámaras sigue operando. Seguimos en un trabajo continuo», dijo para medios, Marcelo Lara, subdirector administrativo de la Oficialía Mayor de la institución.

Indicó que es en las unidades Torreón y Norte, en las que se ha reforzado aún más la campaña de salvaguarda, al ser éstas dos zonas de gran magnitud. Aseguró que las labores son fructíferas.

«Al momento de que la comunidad ya percibe que estamos con más seguridad, a través de todos estos mecanismos que diseñamos, hemos visto que de alguna manera bajan las incidencias, en el sentido de la gente que quisiera ponerse a vender droga, que hace mucho no tenemos un dealer. Los mismos robos que a veces teníamos de cristalazos en los carros que están en los perímetros, también ya, de alguna manera, han bajado», platicó.

Lara invitó a los estudiantes a mantenerse alerta en todo momento, una vez se encuentren fuera de los espacios universitarios. Remarcó que su integridad es lo más importante para el complejo educativo al que pertenece.

«La idea es darle confianza a los estudiantes en sus trayectos al interior de los campus. En efecto, no estamos ajenos a que sucedan eventualidades, pero aquí la parte que nos toca cuidar, que son perímetros al interior, tratamos de hacerlo de la manera eficiente. Para los trayectos que siguen los estudiantes, les damos protocolos. Ellos también nos tienen que ayudar a cuidarse», comentó.

Al rememorar el caso de la joven estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, violentada por un taxista, el subdirector administrativo de la Oficialía, precisó en que dicho caso ya se atiende por las instancias pertinentes. Advirtió también que hay que actuar con veracidad al momento de propagar información en casos como el citado, ya que de ser mal empleada siembra pánico en los alumnos y padres de familia.

«Hay que tener mucho cuidado. Pedimos apegarnos a una realidad, para que tampoco sea una situación de un caos. Me queda claro que a veces por la misma situación de nervios o pánico que puede vivir un estudiante, puede sentir que está sujeto a otros delitos. Al final también se les va a ir enseñando cómo se identifica cada situación de riesgo», concluyó. (OMAR SOTO)

 

Comments are closed.