Roban dos fotografías de la exposición «El Saltillo de Gabriel Berúmen» 

Dos fotografías de la exposición recientemente inaugurada «El Saltillo de Gabriel Berúmen» fueron sustraídas de las rejas de las Escuela Coahuila, donde eran exhibidas.

«No es la primera vez que sucede que se llevan el arte a su casa sin pensar que es de todos. Hay personas que les gusta mucho y deciden llevársela a su casa. Como en otras ocasiones, exhortar a la comunidad a que nos ayude a preservar el patrimonio cultural de los coahuilenses, porque al realizar esos actos vandálicos y llevarse las cosas a su casa, no sólo están afectando a la Secretaría de Cultura sino a toda la gente que, de una u otra forma, quiere visitar la exposición», mencionó para El Heraldo, Lilia Rabiela, encargada de comunicación de la Secretaría de Cultura, dependencia que organizara la instalación en honor al fotógrafo que fuera, por más de 40 años, colaborador de este medio.

Pese a lo sucedido, la colaboradora de la Secretaría aseguró que no se emprenderán acciones legales para dar con los responsables y, por el contrario, insistirán en llevar el arte y la cultura fuera de los recintos oficiales.

«La gente tiene que aprender a convivir con el arte. Nosotros no podemos emprender una acción jurídica porque, finalmente, de lo que se tratan esas exposiciones al aire libre es, precisamente, de crear públicos y acercar las exposiciones artísticas a toda la gente. Las llevamos a espacios donde pensamos que las personas las van a respetar, pero resulta que hay personas que no», indicó.

Las imágenes se encontraban originalmente en la reja frontal y la lateral izquierda de la Escuela Coahuila. Incluso, la primera mencionada perdió parte de sus extemos al ser arrancada del espacio. Lilia Rabiela, recordó que la Galería Urbana, que funciona en las rejas de Rectoría de la Universidad Autónoma, es otro ejemplo del vandalismo producto del desconocimiento del respeto hacia el trabajo artístico.

«Nosotros al extender el área de influencia de las exposiciones estamos formando públicos y enseñándole a las personas a enseñarles a respetar. Es lamentable que eso suceda. Exhortamos a los vecinos para que ellos mismos nos ayuden a cuidar lo que ahí se exhibe, porque al final es patrimonio de ellos. Ojalá que los mismos vecinos nos apoyen cuidando el arte urbano que se encuentra ahí exhibido», concluyó. (OMAR SOTO)

 

Comments are closed.