Sin la bendición de Memo, va por la dirigencia del PAN  

Gerardo Aguado va por la libre, ¿lo dejarán llegar?

 En Coahuila es bien sabido que desde hace muchos años el control total del PAN lo tiene Guillermo Anaya Llamas. Él es quien quita y pone candidatos, quien reparte posiciones, y quien determina quien fungirá como dirigente estatal, siempre bajos sus órdenes.

Pero ahora que se llegó el tiempo de renovar la dirigencia, luego de una decepcionante gestión por parte de Bernardo González, en la cual el PAN terminó relegado al tercer lugar en la pasada elección en el estado, hay un panista que, sin contar con la bendición de Anaya, levanta la mano para intentar rescatar a su partido.

El diputado local y aspirante a presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en Coahuila, Gerardo Abraham Aguado Gómez, señaló que su partido necesita reinventarse, formar nuevos cuadros y escuchar a todos sus militantes, no solamente a quienes son considerados ‘perfiles importantes’ dentro del blanquiazul.

En entrevista con EL HERALDO, el diputado lagunero dijo que es momento de cambiar la manera de actuar del partido y de hacer política al interior, para tener contenta a la militancia y no excluir a nadie, para de esta forma evitar renuncias como la del diputado federal Luis Fernando Salazar.

“Que no vuelvan a ocurrir renuncias de cuadros importantes como hace una semana Luis Fernando Salazar y como otras que se han dado, no es un tema que deberíamos de ver normal, no está bien que los cuadros se nos vayan, no está bien que haya fuga de cuadros, hay que hacer política, hay que dejar la mezquindad de lado”, indicó.

Dijo que su partido necesita una nueva dirigencia que le apueste a la creación de nuevos talentos, para evitar que sean siempre las mismas figuras las que se postulan.

Aunque reconoció los logros obtenidos por el PAN en Coahuila durante la gestión de Bernardo González, como el triunfo en algunas alcaldías y distritos, también señaló que el partido necesita aprender de sus errores, pues –dijo- “si no aprendemos a escuchar al militante, a levantar a los soldados heridos, pudiera haber una desbandada grande”.

“Tenemos que aprender de los errores, no es normal, no está bien que se diga que las puertas del PAN son muy amplias para salir, no está bien que ese sea el discurso oficial del partido cuando hay una salida importante”, mencionó.

Dijo que la salida del también ex senador es algo preocupante, pues se trata de alguien que ocupó cargos relevantes con las siglas de Acción Nacional. Además, reconoció el trabajo y propuestas de Salazar al interior del partido.

“Pero ha habido otras salidas igual de importantes, que se escuchan menos en las notas, la de líderes de comunidades ejidales, de colonias populares, de líderes juveniles. Quizá no han sido grandes notas, porque no tienen un cargo público, pero igual le duelen al partido”, señaló.

“Algo estamos haciendo mal, necesitamos ir a apapachar al que ha ido a competir en condiciones adversas, necesitamos ir por aquel ex candidato que se la rompió en la colonia pidiendo el voto, caminando casa por casas, hay que levantar a esos soldados heridos y darle posibilidades y herramientas, ha faltado eso”, mencionó.

 

 

SERÍAN CUATRO LOS CANDIDATOS

 

El diputado local, que ha hecho fuertes señalamientos desde la tribuna del Congreso de Coahuila, reveló que se ha reunido con varios miembros de su partido –aunque no quiso adelantar nombres-, mismos que lo convencieron de postularse como candidato por la dirigencia del PAN en Coahuila.

Señaló que –hasta donde él sabe- en la lista de ‘tiradores’ está el ex diputado Jesús de León; el ex diputado federal Mario Dávila Delgado, y el regidor de Monclova Ariel Venegas.

“Me he sentado con liderazgos del partido, no me refiero solamente a aquellos de relevancia, que hayan ocupado un cargo, sino también a los de a pie, los presidentes de comités municipales, los que han pedido el voto toda la vida sin pedir nada a cambio, a esos los he escuchado”, señaló.

Dijo que actualmente vive un momento importante en su carrera, como diputado local, pues lleva la agenda de los temas relevante del estado dentro del Congreso, como la deuda del estado, las empresas fantasmas y lo que concierne a anticorrupción.

Entre los pendientes de su partido en Coahuila dijo que está el haber perdido las diputaciones federales, las senadurías y por supuesto el de no poder lograr la alternancia en el estado.

Reconoció que Coahuila cuenta con la mejor estructura priista del país y que para hacerle frente a eso se requiere de un panismo bien estructurado.

El aspirante a la Presidencia del PAN en Coahuila dijo que ha mantenido reuniones con Marko Cortés y Manuel Gómez Morín, aspirantes a presidentes nacionales del partido, a quienes les externó su deseo de trabajar de la mano en caso de ser elegido.  (JOSÉ TORRES)

 

 

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comments are closed.