Los paquetes bomba contra Obama, Clinton y otros críticos de Trump fueron enviados desde Florida

(Xinhua/Li Muzi) 

Varios paquetes bomba enviados a personalidades demócratas de Estados Unidos y la cadena de televisión CNN salieron de una oficina del servicio postal de Opa-Locka, en el sur de Florida.

Medios nacionales y locales han indicado que los paquetes bomba enviados el miércoles a figuras del Partido Demócrata como el expresidente Barack Obama (2009-2017) y la excandidata presidencial Hillary Clinton, así como a otras prominentes figuras de este partido, procedían de la oficina central del Servicio Postal ubicada en Opa-Locka.

De acauerrdo a lo publicado por el sitio web de El español, según el canal CBS, en estos momentos las autoridades investigan las señales que conducen a Florida como lugar de origen del envío, al tiempo que «se buscan en las instalaciones de correos paquetes (sospechosos) adicionales que coincidan con los diez enviados en los últimos cuatro días», recogió, por su parte, el canal Local 10 News.

Desde el lunes suman ya diez los paquetes bomba enviados a personalidades demócratas del país, con tres nuevos artefactos dirigidos este jueves al exvicepresidente Joe Biden y al actor Robert de Niro, en lo que las autoridades han calificado de «terrorismo».

Las autoridades intentan ahora determinan si los dispositivos estaban diseñados con la intención de explotar, o si simplemente fueron enviados para sembrar el miedo.

El FBI confirmó el miércoles que la legisladora demócrata Debbie Wasserman Schultz aparecía como remitente en los paquetes sospechosos enviados a personalidades políticas.

Schultz representa en la Cámara de Representantes de Estados Unidos a un distrito de Florida y, entre 2011 y 2016, fue la presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés), el órgano que dirige el Partido Demócrata.

En un comunicado, el FBI informó que los paquetes tenían las mismas características: todos fueron enviados en sobres de papael manila con plástico de burbujas y, en su exterior, había unas etiquetas impresas a ordenador y donde figuraban las direcciones.

El hecho de que todos los destinatarios fueran miembros del Partido Demócrata o personas contrarias al presidente Donald Trump apuntan a una posible motivación política, aunque todavía se desconoce la autoría.

Estos sucesos se producen cuando apenas quedan dos semanas para la celebración de elecciones legislativas en el país, el próximo 6 de noviembre. (EL ESPAÑOL)

 

Comments are closed.