DE BUENA FUENTE

La banca rota…

Pocas, muy pocas semanas faltan para conocer el destino laboral de importantes políticos comarcanos, que se encuentran en espera de los reacomodos, anunciados en la administración estatal.

La aún alcaldesa de Piedras Negras, Sonia Villarreal tras perder la elección con Claudio Bres, solo espera  cumplir en diciembre  con el cambio de poderes municipales, para avecindarse en la capital del estado, pues tiene una importante oferta laboral.

Sonia mantiene el padrinazgo político de un legislador federal plurinominal, que no duda en exigir se respete la jerarquía de su protegida.

El ex alcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre, luego de perder la elección a diputado federal, se mantiene expectante al llamado del inquilino de una prestigiosa oficina del Palacio Rosa.

Ricardo dejo al ayuntamiento ramosarizpense en quiebra, como su antecesor Ramón Oceguera, y la alcaldesa actual, Tita Flores, mantiene la boca cerrada, ante el temor de alguna represalia laboral si denuncia los millonarios desfalcos del Richie.

El ex candidato a Senador por el PRI, Jerico Abramo Masso, no es de los que necesitan un cargo para vivir bien, pues es un exitoso empresario, pero como a nadie le amarga un dulce, también se encuentra en la lista de espera, tras perder ante Armando Guadiana Tijerina.

Jericó negoció buenos cargos para sus colaboradores, solo falta saber si va en el próximo paquete de nuevos funcionarios estatales.

Sus verdaderos amigos y fieles colaboradores rezan, oran, y piden al cielo, que Jericó no sea víctima de su explosividad y cometa los mismos errores de siempre, que lo alejan del círculo de poder.

Antonio Gutiérrez Jardón perdió la alcaldía  de Torreón con el panista Jorge Zermeño Infante, pero en lo empresarial mantiene un ritmo exitoso, así es que no le apura mucho regresar al servicio público.

Con un contratito por acá, y otro por allá, seguro queda más que contento.

La paisana Lulú Kamar, fue superada por Alfredo Paredes en la lucha por la alcaldía de Monclova, y aunque demostró ser un ejemplo de trabajo y dedicación, es difícil que la convenzan de integrarse al gabinete estatal.

Lulú puede presumir ser la dueña de media Monclova, sino es que más, y que lo suyo, lo suyo, son los negocios y la filantropía.

Miguel Mery Ayup es todo un caso, pues perdió primero la  elección a alcalde de Torreón, y luego le ganaron la diputación federal.

Miguel ya no quiere participar ni siquiera en un concurso de feria, y su lugar en la administración estatal, es de los más seguros.

La lista aún no concluye, pues faltan de citar a los delegados federales que pronto recibirán las gracias del delegado federal, Reyes Flores Hurtado.

Más lo que se acumule esta semana…

 

Modo avión…

Un desastre, un mugrerío, un caos, y un “desmoder” resultó el inicio de la consulta ciudadana para seleccionar el sitio donde construir el nuevo Aeropuerto Internacional de México.

 

Comments are closed.