CAFÉ POLÍTICO

OTRA DE IMELDA

Hace días la Dra. Imelda Ortíz Abdala de Widen promovió, por enésima vez, las Dunas de Bilbao, municipio de Viesca. Esta tenaz y perseverante mujer que ha dado todo a cambio de nada, volvió a reunir a poco más de 200 personas en un evento en donde participaron Clubes Rotarios, empresarios, así como asociaciones ambientalistas y civiles. Cabe destacar que la pasarela y gastronomía fue organizada por Imelda con el fin de promover el turismo y rescatar las Dunas que están desatendidas y abandonadas debido a la incapacidad e indolencia del alcalde Oscar Jaramillo Muruaga, que ni representante envió a ese gran evento.

 

RECURSOS PROPIOS

A pesar de los obstáculos que le pusieron a la Dra. Imelda Widen, esta vehemente mujer salió adelante ya que el evento fue un éxito ya que las cosas le salieron mejor de lo que pensaba. Comentarios favorables arrancó ya que además de involucrar a clubes de servicio y a empresarios, Imelda llevó al afamado chef Antonio Márquez; a la reconocida escritora Karla Sofía Gascón (invitada especial); a Jan Verdier, representante de Fashion Green, quien vino exprofeso al evento a mostrar diseños italianos. También tuvo una participación meritoria la bailarina certificada en danza del vientre, Mary Paz. Es decir, Imelda se volvió a lucir. Por cierto, para la realización de este evento, la Dra. Widen no conto con aportaciones de las autoridades municipales, estatales y federales. A través de patrocinadores participantes y de recursos propios, Imelda supo salir adelante.

 

PÉSIMO ALCALDE

Ahora bien, a pesar del desdén y desaire del alcalde de Viesca, Imelda Widen realizó su evento con el fin de rescatar las Dunas de Bilbao –que es un paraíso árabe en La Laguna y en Coahuila–, así como para que los jóvenes de la comunidad Villa de Bilbao regresen a estudiar. Incluso, la idea es que los habitantes de esa comunidad tengan una mejor calidad de vida. De veras, pocos como Imelda Widen (estamos en contra del sexismo en el lenguaje, por ello no decimos pocos y pocas), que muchas de las veces nadie se explica cómo esta mujer hace mejor las cosas que los propios funcionarios que derrochan recursos apoyados por una pléyade de asistentes que muchas de las veces no dan una.

 

ZERMEÑO Y LA “MARCA”

Todo parece indicar que al seno del PAN en Torreón, las cosas para elegir al próximo candidato a la alcaldía de Torreón se han puesto color de hormiga. Nuestras duchas antenas que pululan y grillan en todos los partidos (para ello nos pintamos solos), nos informan que como Jorge Zermeño ya no puede reelegirse para otro período más que sería de 2022-2024, entonces está forjando la posibilidad de apoyar a su esposa Astrid Casale para dejarla en su lugar. Y lo que son las cosas: el alcalde pareciera no estar equivocado por una simple y sencilla razón. Zermeño ha dicho a sus más cercanos que él gano porque su “marca” vende. Es decir, su reputación y prestigio fue lo que lo hizo triunfar y no el voto del PAN. En este caso, el alcalde hace menos a su partido –¿podría irse a Morena si no le sale la jugada?, digo, es pregunta– al igual que Vicente Fox, que también se subió a la silla voladora y quiso dejar a Martha Sahagún en la presidencia.

 

ASTRID ¿ALCALDESA?

Este asunto, aunque para algunos pareciera risible y hasta cómico, pudiera irse concibiendo en forma gradual y paulatina. Incluso, Astrid no lo vería con malos ojos, nos aseguran. El caso es que, aquí sale el pelo en la sopa, hay pesos completos que desean sustituir a Zermeño en la presidencia municipal. Marcelo Torres, Guillermo Anaya y Jesús de León Tello son solo algunos panistas “santones” que estarán buscando la candidatura con posibilidades no tan cómodas como en un principio se manejaba la especie. Huelga decir que así como van pintando las cosas, la próxima elección para alcalde de Torreón 2022-2024, será una elección de tres. Entre PAN, PRI y Morena. Carajo, aunque faltan tres años para que se verifique la litis electoral, los calefactos ya desde ahora han comenzado a velar armas y a darse patadas por debajo de la mesa.

 

LUIS EN GALLOPA

En el mismo tema del PAN, elecciones y de Morena, nuestras antenas (les digo que andan por todos lados), nos informan que una vez que Luis Salazar abandonó la militancia blanquiazul para irse a las filas de Morena, de inmediato saltaron chispas y se dieron enfrentamientos entre los más chipocludos de ese movimiento en Coahuila. Es que cuando Andrés Manuel López Obrador visitó Saltillo, el que elaboró la lista de quienes estarían en el estrado, no anotó el nombre de Luis, por lo que no subió a la plataforma. De ahí que Salazar tuvo que quedarse abajo con la raza.  Una vez que el senador bigotón Santana Armando Guadiana se da cuenta que Salazar estaba en gallopa (abajo con la gente), hizo que Luis subiera al escenario, solo que lo mandaron a la mera orilla, lo más lejos posible del presidente electo. ¿Qué fue lo que sucedió? Mire usted. En política se pagan favores y se cobran facturas. Ello es indefectible. El que elaboró la lista de  quienes subían y quienes no a la plataforma fueron Reyes Flores Hurtado, otro ex panista que desde hace unos años se le pegó a Guadiana Tijerina.

 

REYES FLORES NO OLVIDA

Vale recordar que Reyes Flores abandonó el PAN por la presión que Salazar ejerció para que se fuera. Pudo más el compadrazgo entre Luis y Memo Anaya que lo que éste le prometió a Flores Hurtado (hacerlo candidato a una diputación local). A Reyes esa diputación Salazar se la arrebató para un incondicional. Pero no solo le hicieron la mala jugada a Flores, sino también al exalcalde de Torreón José Ángel Pérez, ya que Salazar también abrió un frente de discrepancia y conflicto fiero y enconado. Y ahora JAPH también espera como cobrarle la factura. Vamos, como que don Luis no tendrá una luna de miel sublime y maravillosa a su llegada a Morena. En fin, el tiempo lo dirá.

 

Comments are closed.