La oportuna detección del cáncer de mama, salva cada vez más vidas: IMSS

Foto: Pixabay 

Se recomienda a mujeres mayores de 40 años realizarse la mastografía; a las menores la autoexploración y el ultrasonido 

Ciudad de México.- Octubre es el “Mes de Sensibilización Sobre el Cáncer de Mama” y se celebra en todo el mundo con el objetivo de incrementar la concientización y detección  oportuna de esta enfermedad.

La oncóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), adscrita a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA), No. 89, Rosa Gloria Nájera Hernández, explica que esta mortal enfermedad afecta principalmente a mujeres de 35 a 55 años y de ahí brinca hasta las mayores de 55.

Entre todos los tipos de cáncer, el de mama es el más frecuente en el género femenino y se estima que en el año 2 mil 30, en el mundo habrá más de 15 millones de personas con este padecimiento.

Se presenta cuando existe un desequilibrio celular en el cuerpo, hasta el momento no hay forma de prevenirlo, pero si se puede detectar en forma oportuna y en este caso existen hasta un 95 por ciento de posibilidades de curación.

A partir del inicio del ciclo menstrual las mujeres se deben realizar una autoexploración y a partir de los 40 años, adicional a ello, una mastografía anual.

El cáncer de seno se clasifica en cuatro etapas, la primera y segunda se consideran tempranas y se manejan con cirugía y tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

La tercera y cuarta son avanzadas o metastásicas y su manejo debe ser multidisciplinario entre cirujano, oncólogo, radioterapeuta, nutriólogo y psicólogo, entre otros.

La curación o en su defecto la calidad de vida, depende del momento en que se detecte; en el primero alcanza un 95 por ciento, en el segundo un 80 o más, en el tercero va desde un 50 hasta un 70; el cuarto ofrece un 40 por ciento a dos años, sin embargo hay pacientes que llegan a vivir por más tiempo, según el tipo de metástasis que presente, expone la especialista.

En este último caso los principales órganos que se afectan son el hueso, pulmón, hígado, cerebro y ganglios linfáticos.

El cáncer es una proliferación descontrolada de células y la quimioterapia tiene como objetivo acabar con ellas, la desventaja es que no discrimina y afecta por igual a las malas y a las buenas, de ahí las afectaciones a la piel, cabello, uñas y a la médula ósea.

La especialista sostiene que el Seguro Social, continuará el trabajo de detección y que gracias a las múltiples campañas preventivas, cada vez las pacientes arriban a los hospitales en etapas más tempranas y con mayores oportunidades de curación. (EL HERALDO)

 

Comments are closed.