Indispensable reconocer titularidad de derechos en niños, niñas y jóvenes

 

Al reconocer que las políticas públicas y legislativas deben encaminarse a reconfigurar la idea de los derechos particulares y sus formas en los niños, niñas y jóvenes, Lucía Rodríguez Quintero, subdirectora del Programa sobre Asuntos de la Niñez y la Familia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), quien visitó la capital coahuilense para impartir un curso-taller a trabajadores de corporaciones involucradas con estas comunidades, aseguró que el país atraviesa por un benéfico proceso de transición en este sentido.

«La expedición de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y, obviamente, el proceso de armonización legislativa que se dio en toda la República, nos conlleva una serie de cambios. El rompimiento del paradigma de dejar de ver a niñas, niños y adolescentes, como objeto de una política pública asistencialista y cambiar a verlos ahora como sujetos titulares de pleno derecho, conlleva a una serie de cambios. Fue un parteaguas definitivamente», compartió en entrevista con medios, Lucía Rodríguez Quintero.

La funcionaria, admitió que es importante utilizar con propiedad los recursos disponibles y destinados al resguardo de las garantías de los infantes y jóvenes, en pro de su sano desarrollo dentro de una sociedad integralmente funcional.

«La Corte Interamericana  de Derechos Humanos establece que las personas que atienden a niñas, niños, a personas mayores, a migrantes, a indígenas, a personas privadas de su libertad, etcétera, deberán recibir capacitación que favorezca su labor especializada. Ahí estamos dando una respuesta muy puntual a poder estar actuando acorde a estos criterios que la Corte Interamericana nos ha establecido», platicó.

Rodríguez Quintero, instó a que los diversos organismos relacionados con el tema la niñez y la juventud, deben capacitarse constantemente para no incurrir en faltas graves por el desconocimiento de cómo se debe responder ante situaciones en las que se tengan involucrados a menores.

«Hemos tenido cambios muy favorables y muy importantes, Una labor que me parece que es importante recalcar, es precisamente la elaboración, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de un protocolo especializado para quienes imparten justicia en asuntos que involucren a niños, niñas y adolescentes, porque deben cumplir con ese perfil especializado, porque un niño, una niña y un adolescente, no piensan igual que los adultos, no identifica los mismos términos, no utiliza el mismo lenguaje, tiene otra percepción en cuanto al tiempo, en cuanto a situaciones de memoria. Esto es muy importante, porque la ciudadanía están en proceso de construcción de su ciudadanía». (OMAR SOTO)

 

Comments are closed.