DE BUENA FUENTE

El apestado

Los astros se alinean en contra del ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, al que se asegura, el propio presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sugirió no invitar a la recepción que le organizaron en Palacio de Gobierno, durante su visita a Saltillo.

La ausencia de Rubén, distendió el ambiente entre el resto de legisladores federales de todos los partidos que se dieron cita para recibir y charlar con López Obrador.

Sin embargo, queda claro que Moreira Valdez es un hombre “non grato” en el equipo del mandatario nacional.

Por si eso fuera poco, la llegada del ex candidato independiente a gobernador, Javier Guerrero a una dirección en la Secretaria de Gobernación, seguramente puso nervioso al actual diputado federal plurinominal.

El político sanpetrino tiene cuentas pendientes con Moreira, y como dicen que la venganza es un plato que se come helado, seguro que Rubén comienza a sentir frio en la nuca.

Otro fierro en la lumbre es la llegada del ex panista Luis Fernando Salazar a Morena, que ya advirtió uno de sus principales pendientes será investigar y castigar la mega deuda de Coahuila.

Sobra decir que el senador Armando Guadiana y el coordinador federal, Reyes Flores Hurtado, también andas tras los“huesitos” rubencianos.

En lo interno, Miguel Angel Osorio Chong, actual coordinador de los senadores del PRI, le piensa cobrar dos que tres afrentas personales y políticas.

En Coahuila, Jerico Abramo, Fernando de las Fuentes, Sergio Martínez, el “brother”, Armando Castilla, y Claudio Bres, lo esperan con palos y piedras.

Golpe avisa.

 

Higadito!.

Un año es lo que tendrá Reyes Flores Hurtado, para dar resultado como coordinador federal en Coahuila.

Caso contrario será relevado por una figura con mayor simpatía y experiencia en el manejo político, tan necesario en el próximo proceso electoral.

Nadie puede refutar que Reyes es un jurisconsulto experto en temas electorales, y un hábil operador político, pero carece de carisma, y de empatía social.

Flores Hurtado opera magníficamente desde una oficina, con pocos colaboradores y sin trato con la gente, pues su adn es huraño, malhumorado, prepotente, y agresivo.

Con semejantes debilidades, Reyes es la persona menos idónea para encabezar un movimiento social de un partido político, compuesto por agresivas tribus regionales.

Y es que dicen que cuando no conoces a Reyes cae mal, pero cuando llegas a conocerlo, cae peor.

En diciembre del 2019 y en caso de fracasar Reyes Hurtado, al frente de la coordinación federal, anote a Javier Guerrero y Ariel Maldonado, como posibles relevos.

 

La pregunta de hoy:

Dejará mi amigo Roberto Piña al alcalde de Monclova Alfredo Paredes, para irse a México con Javier Guerrero?

Comments are closed.