DE BUENA FUENTE

Día redondo…

Día de intenso trabajo y de ajetreo político tuvo el Gobernador Miguel Ángel Riquelme.

El mandatario estatal recibió al mediodía al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio de Gobierno.

Por la tarde, encabezó una reunión privada con autoridades chinas, en vísperas de su viaje de promoción empresarial al país asiático.

En ambas reuniones, Miguel Ángel Riquelme recibió elogios por su extraordinaria labor al frente del gobierno estatal.

 

Amigos de apariencia…

En rueda de prensa, el ex legislador panista Luis Fernando Salazar, dejo en claro que su llegada a Morena es un asunto personal y de iniciativa propia, y no parte de un acuerdo con el senador Armando Guadiana Tijerina.

El ex chico maravilla azul, aclaró que su arribo al Movimiento de Regeneración Nacional ocurrió tras una charla en Colima, con el líder de la fracción parlamentaria morenista, Mario Delgado.

Tras concretar el cambio de playera, Mario Delgado llevó a Luis Fernando Salazar con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que lo felicitó por su decisión de incorporarse a su proyecto de gobierno.

Armando Guadiana fue enterado después de la decisión del  legislador federal  lagunero, y este jueves dieron una rueda de prensa conjunta para aparentar que existe unidad, aunque esto sea una falsedad.

Armando y Luis Fernando son acérrimos rivales en negocios, pues ambos figuran como “coyotes” de cuello blanco,  en la venta de carbón  ante la Comisión Federal de Electricidad.

En la comida privada con el mandatario nacional, fue evidente la molestia de Guadiana con la presencia de Luis Fernando, que se mantuvo todo el tiempo sonriente y empático.

En la práctica, Luis Fernando no responde a las indicaciones de Guadiana Tijerina, y se encuentra  políticamente por encima del coordinador federal, Reyes Flores Hurtado, pues su acuerdo fue con la cúpula de Morena.

Eso es lo que verdaderamente pesa en ánimo de Guadiana y su equipo.

 

¡Rigo, despierta!

En tanto el dirigente estatal del PRI, Rigo Fuentes, revisa la interminable lista de traidores en la pasada elección a alcaldes, el resto de los partidos políticos se actualiza, y refuerza con miras al futuro.

Morena suma cada día a nuevos militantes, el PAN comenzó una purga de elementos, Movimiento Ciudadano, comienza a despertar de su letargo, y el PRD ya dio de baja a un buen número de personal.

Rigo no trae brújula, ni discurso, anda con una rueda por el monte, y su credibilidad es nula ante la militancia.

Los traidores que busca Rigo, son de todos conocidos, y no se van a acabar, pues en cada región forman parte del engranaje social y empresarial

Rigo anda perdido, padece ceguera, delirio de persecución, complejo de Edipo, síndrome post traumático y bipolaridad partidista.

 

Comments are closed.