Proponen por tercera vez en el Congreso se autorice el aborto en Coahuila

Durante la sesión del Congreso local celebrada este martes, la diputada del PRD Claudia Elisa Ramírez Pineda presentó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar el Código Penal de Coahuila, con el objetivo de que se autorice en la entidad la interrupción del embarazo, y permitir el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo con voluntad plena.

En la presentación de dicha iniciativa, la legisladora argumentó que la prohibición absoluta del aborto vulnera especialmente el derecho de las niñas a no ser madres, y a disfrutar libremente de su niñez, ya que muchos de los embarazos infantiles son consecuencia de abusos sexuales y aumentan los riesgos para las menores, que están expuestas a enfrentar la exclusión social el resto de sus vidas.

Indicó además que muchas de estas menores viven en situaciones de pobreza y durante años no han tenido acceso a la educación, y -si lo han tenido- ya no podrán seguir estudiando.

Ramírez Pineda aseguró que la interrupción legal del embarazo permite que las niñas y adolescentes puedan abortar de manera segura y reducir el riesgo que dicho acto conlleva, además de permitir el acceso de las niñas a disfrutar de manera libre su derecho a la niñez.

Destacó que la penalización del aborto también discrimina a las mujeres por motivos de salud, ya que las mujeres que resultan afectadas por acudir al aborto inseguro, ilegal y riesgoso, no están sujetas a un control sanitario adecuado y mucho menos pueden exigir servicio médico en caso de complicaciones, pues existe la posibilidad de que los médicos que las atiendan tras la complicación teman ser al mismo tiempo sujetos de responsabilidad penal.

“Debemos entender que el aborto es un problema de salud pública que no se arregla estableciendo un tipo penal, sino buscando las mejores condiciones de salubridad para las mujeres que deciden voluntaria, expresa y consentidamente terminar con su maternidad, pues ver el problema de otra forma, contraviene el principio pro persona y de progresividad de los derechos humanos contenidos en el artículo 1º Constitucional”, dijo la diputada.

“Un verdadero compromiso con los derechos humanos necesariamente implica que legislemos el tema, que dejemos de criminalizar a la mujer por tomar decisiones sobre su cuerpo, que dejemos atrás el dogma, el fanatismo y la ignorancia y que caminemos juntos hacia una garantía eficaz de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.”, agregó.

Recordó que ésta es la tercera vez que la iniciativa se propone ante este pleno, siendo la primera en 2013, por el diputado Samuel Acevedo, y la segunda por el gobernador Rubén Moreira Valdez en 2017, siendo en ambas ocasiones la iniciativa rechazada en perjuicio, dijo, del derecho a la salud de miles de mujeres. (ÁNGEL AGUILAR)

 

Comments are closed.