ONU expresa preocupación por aumento de transmisión de VIH/SIDA de migrantes en AL

0
372
(Xinhua/Santiago Armas)

Ciudad de México.- El director regional de ONUSIDA para América Latina y el Caribe, César Núñez, expresó este lunes su preocupación el hecho de que los inmigrantes centro y sudamericanos que cruzan el territorio mexicano hacia Estados Unidos, además de verse amenazados por la violencia, enfrenta otro riesgo, y es, la transmisión de VIH/SIDA, especialmente en las mujeres, niñas y adolescentes.

«Lo que más me preocupa de la migración es la violencia a la que pueden ser sometidas las niñas, adolescentes y jóvenes, porque la violencia de género se convierte en una causa y una consecuencia del VIH», expuso en rueda de prensa el funcionario de Naciones Unidas en el marco de una visita a México del embajador de buena voluntad internacional del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), el reconocido diseñador Kenneth Cole.

Núñez explicó que México apoya a los migrantes a su paso por este país latinoamericano, con programas que acompaña Naciones Unidas, a fin de proporcionar tratamientos y medidas de prevención para reducir el riesgo de transmisión.

«Con relación a las poblaciones móviles, no sólo en la ruta hacia el norte sino también hacia el sur, ofrecemos a la población migrante los servicios de tratamiento. Es interés de cualquier país dar atención al migrante y brindarle atención de salud, porque una vez que lo hace está protegiendo a la ciudadanía de su país», indicó.

El responsable de ONUSIDA comentó que América Latina y el Caribe es la región del mundo que tiene la cobertura «más alta en atención de VIH/SIDA, debido a que hay una positiva entrega de tratamientos a las personas que lo necesitan».

En el caso de México dijo que se logró colocar tratamientos antirretrovirales a 95 por ciento de las personas diagnosticadas.

Informó que de acuerdo con el tamaño de la población en los países de América Latina destacan Brasil, considerado el de mayor población en la región, que reporta 50.000 nuevas infecciones por año; en segundo lugar lo ocupa México, que reporta entre 14.000 y 15.000 casos nuevos anuales; seguido por Colombia, Venezuela y Argentina.

Dijo que la recomendación es dar tratamientos antirretrovirales, pues se ha comprobado que una persona que lleva tratamiento llega a un punto en que se convierte en indetectable y una vez que esto sucede, la enfermedad «no se transmite».

La visita de Cole tiene el objetivo de «resaltar lo que el gobierno mexicano, las empresas, los trabajadores de la salud y las comunidades pueden hacer para garantizar que las personas que viven con el VIH se sientan lo suficientemente seguras como para acceder a los servicios» necesarios para el tratamiento de la enfermedad.

Cole, al dirigir su mensaje a la prensa, reconoció que el reto contra el VIH/SIDA no se limita al tratamiento y prevención del virus, sino que es necesario acabar con el estigma y la discriminación que este aún provoca.

«Desde el principio el estigma destruyó a más personas que el virus como tal. Y creo que sigue siendo así hasta la fecha», aseveró el diseñador estadounidense.

Asimismo sostuvo que el problema no afecta sólo a quienes padecen el virus, sino a toda la comunidad de formas distintas.

«Si el SIDA existe en algún lugar, básicamente existe en todas partes. Algunas personas lo tienen clínicamente, otras lo tienen socialmente, algunos lo tienen culturalmente. No obstante, todos vivimos con el virus y todos pagamos el precio por su existencia mortal», apuntó.

Según cifras de ONUSIDA, el año pasado había alrededor de 39 millones de personas viviendo con VIH/SIDA en el mundo.

El embajador de Buena Voluntad recalcó que el problema tiene la misma gravedad que antes.

Reconoció que si bien se han invertido alrededor de 22.000 millones de dólares en la atención a los afectados por el virus, tampoco «es suficiente».

«La ONU jamás va a conseguir sus objetivos para 2030 a menos que mantengamos los mismos recursos, a menos que los mismos recursos siguen siendo aportados para esta crisis como es ahora. Estamos en un momento crítico», concluyó. (XINHUA)