“Canelo” Álvarez recibe título CMB y está a un paso del Premio Nacional de Deportes

 Saúl Canelo Álvarez visitó la Ciudad de México para recibir el cinturón que lo acredita como el vigente Campeón Mundial CMB de peso medio, pero recibió más que eso.

“Muchas gracias a todos, a quienes han estado en las buenas y en las malas. Fue un año complicado, pero nunca haría nada para manchar mi nombre ni el de México. Nunca había estado en esas situaciones, pero me mantuve con la frente en alto”, expresó el jalisciense.

Además del cinto esmeralda y oro, al tapatío le entregaron el Cinturón Chiapaneco ‘Adolfo López Mateos’ y una edición huichol, hecho en exclusiva para él, indicó el periódico El Heraldo de México.

“Cuando subí al ring el 15 de septiembre en Las Vegas, después de que ganó Canelo, lo primero que me dijo fue “Me debes un cinturón” y no sabía de qué hablaba, entonces me dijo: “¡Sí! Si quiero mi Cinturón Huichol” y en tiempo récord, en solo un mes, hicieron uno especial para él”, dijo Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Los artesanos De La Cruz de la Casa de arte Marakame, nombraron a la obra Maxa utsik+ikame que significa: “En venado más fuerte” y lo llevaron en persona a Canelo, que hace un año se negó a recibir el cinto del que era acreedor al ganarle a JC Chávez Jr., por diferencias con el CMB.

Pero no sólo se llevó tres cintos nuevos. Además, la propuesta de ser candidato al Premio Nacional de Deportes 2018.

“Es impensable que no se haga la nominación, y yo creo que sí merece el Premio Nacional del Deporte, porque está representando, y con mucho éxito, el esfuerzo de muchos años para lograr ser uno de los mejores en du categoría y uno de los mejores de México”, expresó el empresario Carlos Slim, quien públicamente pidió a Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, que registre al pugilista para esta contienda.

Canelo también entregó algunos presentes: a Mauricio Sulaimán le dio la bata, los guantes y el calzoncillo con el que venció al kazajo Gennady Golovkin y se reconcilió públicamente con el Consejo Mundial de Boxeo.

“Mauricio: los malos entendidos que hubo entre nosotros fueron sólo por mala comunicación, pero yo veo que has estado conmigo en las buenas y en las malas y te lo agradezco mucho”, expresó el púgil de 28 años de edad y 13 como profesional.

Tras la ceremonia, Álvarez Barragán regresará a Estados Unidos para preparar su siguiente pelea: el 15 de diciembre en el Madison Square Garden se medirá al británico Rocky Fielding, como retador por el título mundial de las 168 libras de la AMB.

El empresario Carlos Slim recibió a Álvarez en el Museo Soumaya, al norte de la CDMX, para la ceremonia de entrega. (EL HERALDO DE MÉXICO)

 

Comments are closed.