Esta es la historia del asesino serial que destazaba mujeres en el Edomex

 

Ciudad de México.- Juan Carlos «N» y su pareja, Patricia «N», vivían hasta la semana pasada en un inmueble rentado de la calle Playa Tijuana, en la colonia Jardines de Morelos, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. Ahora, ambos se encuentran en prisión preventiva en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Ecatepec, conocido como el penal de Chiconautla. Confesaron haber participado en al menos 10 feminicidios.

Esta es su historia.

El sitio web de Nación 321 publicó que como parte de las investigaciones por la desaparición de tres mujeres en Ecatepec, una de ellas junto a su bebé de dos meses de edad, en abril, julio y septiembre de este 2018, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) encontró que todas habían tenido algún tipo de relación con la pareja formada por Juan Carlos y Patricia. Por ello, las autoridades mexiquenses montaron un operativo de vigilancia en su domicilio. Nunca imaginaron lo que encontrarían.

El pasado jueves, agentes de la FGJEM observaron a Juan Carlos y a Patricia salir de su domicilio con una carriola. Dado el antecedente de la desaparición de una mujer con su bebé, los agentes abordaron a la pareja. Encontraron que en la carriola no había ningún menor, sino una bolsa negra de la que se desprendía un olor fétido. Se trataba de restos humanos.

La pareja fue detenida y, en presencia de su defensor, Juan Carlos confesó su participación en al menos 10 feminicidios.

Dijeron que al momento de su detención se dirigían a depositar restos humanos a un baldío cercano a su domicilio, donde ya habían arrojado más restos anteriormente. También, la pareja señaló otros dos domicilios de la colonia Jardines de Morelos donde probablemente había más restos humanos.

Con base en la información que aportaron los detenidos, la FGJEM realizó cateos en los inmuebles señalados. Encontraron ocho cubetas de plástico, de 20 litros cada una, que contenían restos humanos cubiertos con cemento. Además, las autoridades localizaron restos humanos congelados en un refrigerador, envueltos en bolsas de plástico.

Juan Carlos «N» confesó que abusó sexualmente de algunas de las mujeres que asesinó, y que comercializó tanto los restos de las víctimas destazadas como sus pertenencias.

TRASTORNO MENTAL

Este hombre padece un trastorno mental y de personalidad. Por su parte, su pareja, Patricia «N», padece retraso mental de nacimiento. Pese a sus padecimientos, ambos pueden distinguir entre el bien y el mal, de acuerdo con El Universal.

La única víctima que sobrevivió a la pareja de feminicidas del Edomex fue la bebé de dos meses, a cuya madre asesinaron. Juan Carlos y Patricia confesaron haberla vendido a una pareja, que también ya fue detenida. La Fiscalía mexiquense informó que la menor de edad ya fue entregada a su abuela y se encuentra sana y salva.

La FGJEM informó que ya realiza las pruebas pertinentes de antropología, odontología, genética y química para establecer científicamente la identidad de las víctimas de la pareja formada por Juan Carlos y Patricia. Las autoridades llaman a la ciudadanía a denunciarlos, si son reconocidos como responsables de otros crímenes. (NACIÓN 321)

 

Comments are closed.