A LA BÁSCULA

A cuenta gotas 

En las dos administraciones inmediatas anteriores en el estado de Durango, ha sido un secreto a voces la manera en que los mandatarios que estuvieron en el cargo, tuvieron un manejo poco pulcro por decir lo menos, de las finanzas públicas, lo que ha sido factor determinante para que la entidad no haya logrado el crecimiento que debiera tener.

Durante su campaña política para la presidencia de la República, el priista Roberto Madrazo Pintado –hoy ‘auto revivido’ por sus declaraciones de que en 2006, al menos en sus actas AMLO estaba arriba en los resultados electorales-, dijo que Durango parecía una dona, a la que el progreso le había pasado por los lados, sobre todo comparado con sus estados vecinos.

Jorge Herrera Caldera logró llegar a la gubernatura gracias a que le ‘cuadró’ todas las cifras por el desorden financiero que Ángel Sergio Guerrero Mier le había heredado entonces a Ismael Hernández Deras por lo que, de ser el secretario de Finanzas al inicio del mandato de éste, al final fue el candidato priista que logró un muy cuestionado triunfo sobre el panista José Rosas Aispuro –actual mandatario-, y recibió de su ex jefe la estafeta para gobernar Durango.

Sin embargo, Herrera Caldera tardó la mitad de su sexenio en cortarse el cordón umbilical que le ataba a Hernández Deras, y cuando logró sacudírselo de encima, se dio en medio de un proceso violento que ameritó la intervención del entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el entonces presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz.

Herrera Caldera ordenó a los integrantes de la legislatura en funciones en ese momento, firmar un desplegado dirigido al secretario de gobernación que se publicó justo el día en el que el funcionario federal se encontraba en Gómez Palacio, pidiéndole que investigara el origen de los recursos de una ostentosa y millonaria fiesta de cumpleaños de Ismael Hernández, que estuvo aderezada por una serie de pendones colocados a la entrada de los jardines donde se ofreció escandaloso ágape, con mensajes nada agradables y hasta insultantes para el gobernador en turno.

Los segundos tres años de la administración del peor gobernador duranguense de la historia para los intereses de La Laguna, Herrera Caldera y su equipo lo aprovecharon al máximo antes de tener que irse, y a la vista de todos estaba demasiado claro el manejo que le dieron a los recursos del erario, sobre todo a través de sus principales operadores ‘El Tony’ y Rafael Herrera Piedra, hermano y primo del ex gobernador, éste último el único ‘pez gordo’ que ha sido detenido por desvío de recursos.

Ante la promesa durante la campaña y en su toma de posesión, de parte de José Rosas Aispuro Torres, de que no habría perdón para los que saquearon Durango, se creó una gran expectativa de que, al haber llegado al poder por un partido distinto al PRI por primera vez en la historia, el gobernador entrante por fin llevaría a la cárcel a quienes endeudaron de una manera injustificada e irresponsable al Estado, a costa de las necesidades más apremiantes de los duranguenses, para llenarse de dinero los bolsillos.

Nueve meses después, fue detenido Rafael Herrera Piedra, por cuyas empresas se detectó que se desviaron recursos de la hacienda pública. Tuvieron que pasar otros 14 meses más –esta semana-, para que la Fiscalía del Estado anunciara la detención de Juan Carlos y Liliana ‘N’ que, como integrantes del Consejo Estatal de Seguridad, se comprobó que desviaron 210 millones de pesos de recursos provenientes de la Federación en 2016.

Con el cambio de partido en el poder, los duranguenses esperaban una respuesta más enérgica del actual mandatario, pero se han tenido que conformar con este tipo de detenciones a cuentagotas. Durante el actual mandato, solamente cinco personas han sido detenidas, y el ‘pez más gordo’, ha sido Rafael Herrera Piedra, quien logró un gran emporio para él y su familia al amparo del poder de su primo.

El de los dos anteriores gobernadores duranguenses, se inscribe en la larga, larguísima lista de mandatarios señalados en muchos estados de nuestro país, por endeudamientos injustificados, por desvío de recursos, enriquecimiento ilícito sin que haya pasado nada, en este país que es el reino de la impunidad.

A uno de ellos hasta lo premiaron haciéndolo Senador de la República por la vía plurinominal, y representante del sector campesino de su partido, y tras bambalinas, es el que sigue manejando los hilos del PRI en el estado, ya hizo diputada a su hija y ha tomado la sartén por el mango para definir las candidaturas de quienes buscarán las alcaldías de los 39 municipios el año entrante, a pesar de que en las dos más recientes elecciones solo ha dejado despojos de su partido.

¿Y todavía se preguntan por qué el rechazo generalizado de los ciudadanos?

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba

Comments are closed.