DE BUENA FUENTE

Rompen turrón…

Aquí le dije hace unas semanas de los guiños de algunos empresarios a “Napito”.

Y como las parejas que riñen, pero en el fondo se aman, y tras varios años de insultos y confrontaciones con Napoleón Gómez Urrutia, directivos de Altos Hornos de México, se reconciliaron con el dirigente minero y hoy Senador de la Republica por Morena.

Alonso Ancira Elizondo, propietario de Altos Hornos de México y otras empresas mineras, instruyó a sus directivos a firmar un convenio laboral con el otrora sindicato espurio que preside “Napito”.

Tereso Medina, líder estatal de la CTM, y tercero en discordia tras la separación de Ancira y “Napito”, resulta ser el más afectado con la reconciliación, pues comienza a perder contratos y representatividad en las empresas de la región centro y norte de la entidad.

Al paso que va, y ante el venturoso regreso de Gómez Urrutia al plano sindical coahuilteco, Tereso no se representará ni a sí mismo.

Al tiempo.

Sexenios mata amores…

Y en más temas del corazón, anda fuerte el run run de que el Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, están ahora en proceso de divorcio.

Columnistas nacionales dan cuenta de que Peña Nieto y la “Gaviota”, se encuentran distanciados y prometieron guardar las apariencias de esposos amorosos, hasta concluir el sexenio.

Coahuila no ha estado exenta de los amores que se  van tras la conclusión del sexenio del gobernante en turno.

En los últimos años, solo Rogelio Montemayor y Enrique Martínez y Martínez, han logrado permanecer junto a sus conyugues, a pesar de la marea alta y uno que otro tropezón.

Don Eliseo Mendoza Berrueto,  antes de concluir su administración estatal en 1993, se divorció de su entrañable esposa Malú Altamira, tras una serie de desaguisados y conflictos familiares.

El ex mandatario estatal se casó pronto con la maestra Lucila Ruiz Muzquiz.

Sus sucesores Rogelio Montemayor Seguy y Enrique Martínez y Martínez, lograron culminar el sexenio con sus respectivas esposas, Lucrecia Solano y Lupita Morales.

El profesor Humberto Moreira Valdés, estuvo al frente del gobierno de Coahuila del 2005 al 2011, y se divorció de su pareja, Irma Guerrero,  unos años antes de concluir su labor como gobernador.

Tras una serie de romances, Moreira Valdéz, contrajo nupcias de nueva cuenta con Vanessa Guerrero,  con la que mantiene un matrimonio estable.

Su sucesor y hermano, Rubén Moreira Valdez, contrajo matrimonio con la hidalguense, Carolina Viggiano Austria, antes de iniciar su paso por el gobierno de Coahuila.

A principios del 2018, luego de abandonar la gubernatura, se filtró la noticia de su divorcio en buenos términos con la ex diputada federal hidalguense, tras acordar guardar la confidencialidad de la separación por razones políticas.

Tres de cinco….

Comments are closed.