Invita Artyom Slapachenko a conocer su exposición «Black Swan Super Star»

Diane Arbus escribió que “la fotografía es un secreto de un secreto. Cuanto más te dice, menos sabes”. Frase que -quizá- define el más reciente trabajo del fotógrafo Artyom Slapachenko, Black Swan Super Star, que se expone en la Taberna El Cerdo de Babel (Ocampo 324. Cento Histórico).

«Volver al Cerdo de Babel es siempre un placer. Es un lugar muy especial para mí. Desde la primera vez que pisé su suelo al momento quedé atrapado. El equipo de trabajo es fantástico, personas flexibles que no conocen la palabra ‘No’.  Casi todos son artistas de una u otra rama del arte y eso hace que nos comuniquemos muy bien. Siempre digo, el Cerdo es un lugar para volver», compartió Artyom Slapachenko, en entrevista para El Heraldo.

Para el autor de la muestra, la espontaneidad en el concepto de Black Swan, que hace referencia al personaje más profundo y «negro» del Lago de los Cisnes, es crucial, y así queda reflejado en la naturalidad que expresan las modelos fotografiadas.

«Esta serie ‘Black Swan Super Star’, la comencé llegando a Monterrey, en el año 2015. Fue la primera vez que vi tantas montañas y cerros hermosos. Rodeado de rocas, al momento, me di cuenta que ahí debo poner a mi cisne negro. Luego, con cada año se le fueron sumando más piezas. Hay trabajos realizados en Monterrey y en La Habana, en exteriores, interiores y estudio. Para ser sincero, aun le estoy agregando piezas», expresó.

HUMANIDAD Y TRANSPARENCIA

El ucraniano reconoce en la crítica una reacción benéfica, ya que lo negativo para un artista es, seguramente, que la gente no hable de su obra. Admitió que Black, como cada una de las series que realiza, fue un pretexto para renovarse como artista y, a su vez, intentar capturar la esencia humana, con todos los matices que eso conlleva.

«Cada expo es un reto. Debes estar dispuesto a recibir críticas y lidiar con ello. A mí me gustan los retos, creo que solo retándose a uno mismo se puede crecer como persona y como artista. Con esta serie en particular trato de acercarme al interior del ser humano, a sus sentimientos, sus temores. Siempre intento contribuir en la mejora de nuestra sociedad, que no sean trabajos ‘vacíos’, que aporten algo. Ojalá que así lo pueda ver el público también», platicó.

La exposición del artista de la lente que ha trabajado como fotógrafo para el Ballet Nacional de Cuba y para el Ballet de Monterrey, estará instalada para disfrute de quienes visiten El Cerdo, hasta el próximo 20 de octubre.

«Esta serie cuenta con 20 fotografías en blanco y negro, impresas en 90×60 cm, donde principales figuras del Ballet Nacional de Cuba, Ballet de Monterrey y Compañía Nacional de Danza representan al Cisne Negro, en locaciones fuera del teatro. A través de cuatro historias trato de acercar al espectador hacia ese antagónico personaje del Lago de los cisnes. Exponiéndolo como un ser fuerte, libre y sensual pero también frágil y arrepentido», finalizó. (TEXTO: OMAR SOTO / FOTOS: ARTYOM SLAPACHENKO)

 

Reportero de El Heraldo de Saltillo. Apasionado por la cultura y lector voraz.