Tribunal Eclesiástico expulsa al padre “Meño”

Foto: Siglo Coahuila

Piedras Negras.- El obispo de Piedras Negras, Alonso Garza Treviño, informó en conferencia de prensa, que recibieron de parte de la Iglesia católica la sentencia que se le da al sacerdote Juan Manuel Riojas, padre “Meño”, donde el Tribunal Eclesiástico, da como pena, la pérdida del estado clerical, que, en Derecho Canónigo, se llama dimisión que ya no podrá ejercer como sacerdote.

Explicó que se abrieron dos procesos, uno eclesiástico que ellos iniciaron y uno civil, del que se ha dado cuenta a la sociedad y el proceso eclesiástico ya tuvo sus diferentes etapas.
Aunado a esto, el padre “Meño” solo podrá ejercer su apostolado cuando se encuentre con una persona en peligro de muerte y pudiera darle la absolución sacramental.

Indicó que la Iglesia encontró culpable al sacerdote de una conducta inadecuada y esa fue la razón por la cual se le juzgó en la iglesia y es diferente a la razón del juicio civil.
“La Iglesia encuentra que hay una conducta inapropiada y como el papa nos ha pedido tolerancia cero, al sacerdote que tenga una conducta inapropiada sexual se le retira su ministerio”, agrega.

Manifestó que para la víctima y para todas las personas de buena voluntad, seguirán buscando caminos de sanación, pero fue un golpe duro para la Iglesia.
Añadió que la Iglesia perdió un sacerdote y cuando esta situación se ha presentado las personas que no se encuentran firmes pierden su fe y eso le duele mucho como obispo, como pastor; pero las personas que se caen o que quedan dolidas para él y todos los sacerdotes significará un trabajo de volver a estar en contacto con ellos para sanar las heridas.

Dijo que con dolor han recibido la noticia de que el sacerdote Juan Manuel Riojas Martínez ha sido declarado culpable en primera instancia, del delito que se le imputa.
Como obispo dijo que se compromete a seguir formando adecuadamente a los seminaristas en colaboración de sus familias, de los sacerdotes en la moral, el respeto y el cuidado de cada uno de los hijos de Dios.

Además, siguiendo los lineamientos del papa Francisco y del Episcopado Mexicano están trabajando en elaborar, pronto, unas disposiciones prácticas que contribuyan a la protección de los menores de la iglesia, realizando unos protocolos de seguridad.

Reafirmó y expresó que hace suyo el principio de tolerancia cero, los sacerdotes saben que no hay apoyo de su parte, buscando también caminos de sanación para las personas que han sido lastimadas con esto y ofreció su ayuda y colaboración para que la Iglesia siga siendo signo de reconciliación, unidad y bondad. (NOTICIAS SOL DE LA LAGUNA)

 

Comments are closed.