EL FRACKING Y EL CONVENCIMIENTO

 

JUAN ANTONIO MARTÍNEZ BARRIOS

El ex gobernador Rogelio Montemayor Seguy no ha podido convencer hasta ahora de que la explotación del gas shale en el noreste de Coahuila repercutirá en muchos beneficios para la entidad y que los efectos nocivos serán mínimos o que no existirán.

Mucho se ha escrito sobre el hicrocarburo de lutitas o gas shale, un gas natural “atrapado en rocas apretadas”, como lo definió de manera un conocedor del tema. En Coahuila este mes iniciaría las perforaciones correspondientes la empresa Lewis Energy México, pero lo impidió un amparo promovido por el Grupo Acerero del Norte (AHMSA).

Tantito peor, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se ha pronunciado en contra de la utilización de la técnica del fracking para la explotación de dicho gas, con base en que este método requiere de muchísima agua, y se corren altos riesgos de contaminación y que ocasione incluso actividad sísmica.

Montemayor Seguy ha ofrecido conferencias, pláticas y ruedas de prensa para asegurar que la tecnología ha avanzado y que se utilizarán nuevas técnicas que provocarán un impacto menor, y advierte que están en riesgo 600 millones de dólares, que dejarían de invertirse, más las consecuencias de cancelar contratos y la pérdida de reputación del país ante el extranjero.

Documentales, ensayos y hasta libros se han elaborado y escrito sobre el tema. Que en tomas de agua domiciliarias en los Estados Unidos han salido flamazos, que en Texas hay miles de pozos extrayendo gas shale y no pasa nada, es lo que se polemiza sobre la explotación del gas de lutitas.

El gobernador Miguel Angel Riquelme Solís, por su parte, demanda no “satanizar” al fracking, y espera convencer al nuevo gobierno federal sobre las ventajas y la conveniencia de realizar la cuantiosa inversión y la importante generación de empleos.

Sin embargo, mientras no hay conclusiones definitivas sobre si los efectos del fracking dañan o no al medio ambiente, el responsable del Cluster de Energía en la entidad ha quedado a deber en su labor de convencimiento.

 

 

Comments are closed.