DE BUENA FUENTE

Líderes agiotistas…

A ver, a ver, el tema de las protestas de maestros jubilados, tiene un trasfondo político y financiero, y es por eso que los líderes sindicales manejan los hilos desde la oscuridad.

Las demandas de los maestros son justas, pero  resolverlas causa un grave daño a la economía de los dirigentes sindicales que se oponen a la merma de recursos.

De entrada, el pago del 3 por ciento al que se ven obligados los maestros pensionados de la 38, es inconstitucional, y así lo dictamina la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El copago es otra práctica usurera a la que son sometidos los maestros, obligados a pagar un porcentaje del costo de los medicamentos que les entregan para el tratamiento de sus enfermedades.

Esta cruel medida, pronto será expuesta a la Suprema Corte y seguramente se obligará a la Sección 38 a derogar la arbitraria medida.

Otro importante asunto es el del servicio médico, pues mientras los dirigentes y sus familias consultan con cargo sindical, en costosos hospitales como la Conchita y el Muguerza, los maestros carecen de este servicio y solo reciben placebos en cada consulta al doctor.

La eliminación de estos tres rubros, causaría un daño financiero irreversible a la tesorería sindical, y al ostentoso sistema de vida de los líderes sindicales.

Además quedan en el aire más de 80 millones de pesos que reciben anual y oficialmente de parte del Gobierno Estatal.

El dirigente de la Sección 38, Xicoténcatl de la Cruz intenta presionar al Gobierno Estatal, para evitar perder estos beneficios, que la responsabilidad recae en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que dará palo  a las arbitrarias y agiotistas medidas con las que se enriquece a costa de la salud de los maestros.

El líder sindical nacional, Carlos Moreira sabe que está a punto de perder la mina de oro, que le sirve de caja chica, y da sus últimos pataleos, para rendir al gobierno del estado y sacar provecho personal.

Al tiempo…

Nueva visión…

Desde hace mucho tiempo que un coahuilense no ocupaba un alto cargo político a nivel nacional, y la designación de Armando Guadiana Tijerina, como Presidente de la Comisión de Energía en el Senado de la República, lo pone en los cuernos de la luna.

La alta distinción lo ubica en el círculo cercano al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pues por sus manos pasarán importantes iniciativas enviadas por el Ejecutivo.

Guadiana Tijerina acordará directamente con los titulares de CFE, y Pemex, todo lo referente a reformas de ley para mejorar los rubros de ambas dependencias.

Lo único malo, es que Armando aún no entiende lo delicado de su encomienda, y se distrae con asuntos menores como la reivindicación de las corridas de toros en Coahuila.

La fiesta brava es un gusto personal del Senador y se respeta como tal, pero ahora hay cosas más importantes en que utilizar sus esfuerzos, como es hacer historia en la vida pública del país.

Hay que elevar la mira.

Comments are closed.