CAPITALES

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

EL INTERNET DE LAS COSAS, O LAS COSAS DEL INTERNET

Internet de las cosas y Big data son términos que probablemente le suenen aislados y relacionados con el sector de la tecnología, pero estos conceptos están más cerca de nuestro día a día de lo que Usted se imagina. Le pongo un ejemplo, planea hacer unas vacaciones en Puerto Vallarta y en su computadora o teléfono inteligente busca hoteles, vuelos, rutas de carretera y todo lo relacionado con su viaje. ¿Se ha dado cuenta que al navegar en otras páginas de internet le aparecen ofertas de ese mismo destino? Su computadora “guarda” la información en función de palabras claves que más adelante “recolectan” las empresas dedicadas a ofrecer este tipo de servicios y le aparecerán en su dispositivo ofertas y promociones de manera constante. Bienvenido al Big Data. El análisis relacionado con el concepto ayuda a las empresas a aprovechar sus datos de una manera más eficiente, obtener mayores ganancias y generar clientes más satisfechos. Por otra parte, el término de internet de las cosas no es nuevo, este concepto que se origina hace más de 30 años tiene como finalidad crear una interacción con todos los bienes a los que la gente tiene acceso, como lo son la televisión, el refrigerador, el automóvil, entre otros, para crear una interconexión que le permita al usuario facilitar sus actividades y realizar labores muy específicas. Por ejemplo, algunas marcas de vehículos mandan una señal a los talleres de las agencias automotrices para agendar una cita para el mantenimiento preventivo de su automóvil, cuando este ha llegado al kilometraje marcado. Este mismo sistema le envía un mensaje a su teléfono celular para recordarle el día y la hora en que se recibirá su vehículo para el mantenimiento correspondiente. Algunos productos tienen éxito cuando satisfacen una necesidad que los usuarios no sabían que tenían. Hace algunos años, la gente no sabía que necesitaba una nueva forma de leer libros, pero hoy más personas leen libros electrónicos en tabletas que libros impresos. Pero, ¿Cuáles son los beneficios del internet de las cosas? Aún y cuando se puede pensar que estos esquemas violan la privacidad de la gente, (lo cual tiene algo de cierto) los usos y aplicaciones se han desarrollado para facilitar nuestras actividades. En los procesos productivos de una empresa por ejemplo, el análisis de datos puede indicar en que parte del proceso se presentan fallas y llevar a cabo acciones preventivas que le permitirán ahorran mucho tiempo y dinero. Para una persona que padece alguna enfermedad, será posible que sus datos sean recopilados y enviados a un sistema de procesamiento que le indicará cuales son los medicamentos y el tratamiento que tiene que seguir para tratar dicho padecimiento en función de sus actividades diarias, de las cuales se lleva una bitácora. Hoy por hoy el internet de las cosas está cambiando la forma en que vivimos y nos relacionamos con nuestro entorno. Lo importante es buscar la manera en que estas acciones nos permitan crear un estilo de vida que lejos de pensar que perdemos privacidad, están creando las condiciones para obtener mayores beneficios en todos los sentidos.

Twitter: @pacotrevinoa

email: pacotrevinoag@gmail.com

Comments are closed.